El siguiente objetivo es ir más allá, no conformarse con la educación primaria para todos, especialmente niñas, sino también asegurar que puedan tener enseñanza secundaria de calidad. Porque mejorará la vida de los niños en el presente y el futuro y por ende el de la sociedad en general. Educar a las mujeres aumenta la posibilidad de que puedan por ellas mismas, exigir los derechos que les corresponden. Aunque estas cifras son preliminares sin duda servirán para que UNESCO pueda seguir trabajando en la Educación para Todos, y los resultados finales de estas estadísticas, se conocerán el próximo enero 2014.

La educación en números…del informe de la Unesco, se deriva información muy importante para todos. La educación mejoraría la vida de las niñas en la Africa Subsahariana, Meridional y Occidental donde casi tres millones de niñas sin cumplir 15 años, se casan. De asistir a la escuela la cifra se reduciría en dos millones. Las jóvenes, 3.4 millones, tienen hijos antes de 17 años, asistir a la escuela disminuirá tal cifra a 340.000 nacimientos menos.

unesco

El derecho a votar, la tolerancia y  la educación, Unesco comprbó que en Africa Subsahariana aquellos que en edad de votar tenían estudios primarios, ejercieron su derecho al voto lo que no sucede con quienes no asistieron a la escuela. Y en el mismo entorno, se conoció que aquellos que cursaron estudios secundarios, son más tolerantes con aquellos que profesan otra religión o hablan un idioma distinto. El ingreso per cápita de un país que garantice la educación para todos, crecería en 40 años, en un 23%.

Ecología y educación, no basta hacer campañas para despertar la conciencia ecológica del mundo de hoy, aunque eso es importante, la educación es relevante en la actitud sobre el tema que tendrán los adultos del mañana. Existe una gran probabilidad de que alguien que ha estudiado, use el agua y la energía de manera eficiente y recicle los desechos domésticos. En 29 países de desarrollo alto o medio, el 25% de la población que no había completado los estudios secundarios manifestó inquietud por la situación del medio ambiente, en comparación con el 37% de quienes había terminado la enseñanza secundaria y el 46% de los que habían recibido educación superior.

La salud materna y la educación: Las mujeres pueden tener acceso a salud materna y a sus derechos a la misma si han recibido educación que les permita conocer sus derechos al respecto. Además pueden reconocer mejor los peligros del embarazo y buscar ayuda oportuna. Si todas las mujeres recibieran educación primaria, la mortalidad materna se reduciría en dos tercios, con lo que cada año 189.000 mujeres salvarían la vida.

La educación y el cuidado infantil, se ha comprobado que algunas enfermedades infantiles pueden prevenirse, sin embargo una madre sin instrucción está lejos de lograr aprovechar las soluciones y aspectos preventivos relacionados con las mismas. El uso de mosquiteros contra el paludismo y el consumo de agua potable, que pueden evitar algunas de las peores dolencias infantiles, no son aplicadas por falta de instruccióni de las madres. La neumonía, que es la causa más frecuente de mortalidad infantil, podría reducirse en un 14% si las mujeres cursaran un año más de estudios. La diarrea, podría reducirse en un 8% si todas las mujeres completasen la enseñanza primaria o en un 30%, si todas terminaran la educación secundaria, la mortalidad infantil disminuiría al 50% y se salvarían tres millones de vidas.

La educación y la hambruna, la desnutrición provoca en los niños se puede prevenir con ayuda de la educación. Si todas las mujeres completaran los estudios secundarios, conocerían qué nutrientes necesitan sus hijos, cuáles son las normas de higiene que deberían aplicar y, además, tendrían más autoridad en el hogar para velar por los cuidados necesarios. De esta manera se salvarían a más de 12 millones de niños del raquitismo.

Fuente: Unesco

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here