La dislexia, un problema importante para el 10% de la población

En la educación de los más pequeños de la casa, cualquier problema puede afectar mucho en todo el proceso. Uno de los más importantes a los que hay que hacer frente, es la dislexia, un problema que se suele dar en niños comprendidos entre los 7 y los 9 años y que afecta al 10% de la población, según datos de la OMS.

La dislexia es un problema que impide comprender correctamente el lenguaje en la lectura y la escritura, siendo un problema en las primeras etapas de estudio y posteriormente en los desempeños laborales. Este trastorno es neurológico y hereditario, por lo que si algún padre lo ha sufrido, es probable que sus hijos también lo sufran.

dislexia problema educacion

Seguir el ritmo de la clase

Una de las cosas que más suele preocupar a los padres, es cómo podrán sus hijos seguir el ritmo de la clase. El actual método educativo se basa desde un comienzo en la lectura y la escritura, los dos puntos en los que las personas que sufren este trastorno más batallan. Esto puede suponer un problema que derive en otros trastornos como la ansiedad, baja autoestima o periodos de depresión. El no poder llevar la continuidad general del ritmo que llevan el resto de compañeros es algo que un niño puede no llegar a comprender y terminar incluso en abandono escolar.

Para tratar la dislexia, lo más importante es un diagnóstico precoz. Aquí intervienen un equipo multidisciplinar como neuropsicólogos, pediatras, logopedas, otrorrinolaringólogos y oftalmólogos, entre otros. Pero además de estos especialistas, también es necesario el apoyo familiar.

Desde el portal Soloparamadres, han compartido algunas de las mejores técnicas que mejor funcionan con sus hijos.

Técnicas que mejor funcionan

Veamos cuáles son estas técnicas que mejor suelen funcionar.

También te puede interesar:
Poema dedicado a Huelva

Apoyo de las pequeñas victorias

Los avances por pequeños que sean son muy motivadores, aún más cuando reciben el apoyo de las personas importantes para la vida del niño como es su familia o sus padres. Pequeñas recompensas en forma de juego o muestras de cariño son las más efectivas para motivar a seguir mejorando.

Juegos

Aprender jugando es una de las mejores actividades, ya que los conocimientos se adquieren de manera más eficaz y al ser una actividad divertida motiva a los niños a querer participar en un proceso que puede ser largo y pesado.

Compresión de la dislexia

s importante ser conscientes del problema, sabiendo explicar al niño o persona afectada que lo que le ocurre es normal. Una de las consecuencias de la dislexia en la vida diaria de un niño es también el acoso escolar que se puede llegar a sufrir a causa de un aprendizaje más lento así como la imposibilidad de leer o escribir correctamente. Por ello es importante hacerle saber que no es un problema de inteligencia, sino un trastorno neurológico que se puede trabajar y tratar.

Acudir a especialistas para diagnosticar y tratar la dislexia

Siempre es necesario acudir a los médicos especialistas para conocer de manera fiable y precisa cual es el alcance del problema y comenzar así un correcto tratamiento

Ir arriba