La importancia de hacer experimentos para motivar la curiosidad por la física y la química en las escuelas e institutos

Se puede decir que las personas somos curiosas por naturaleza, pero esto se acentúa aún más durante sus primeros años de vida. A menudo este aprendizaje se produce observando, preguntando, experimentado con el conocido método de prueba y error. Con estas prácticas, los niños y niñas van aprendiendo con cosas de la vida cotidiana como pueden ser sus juguetes, juegos de construcción, manualidades o juegos de experimentos. Este tipo de prácticas también deben ser aplicadas en las escuelas y los institutos para que los alumnos se sientan atraídos por asignatura que suelen resultar muy complejas para la mayoría, como son la física o la química. Para conseguir esto, nada como utilizar elementos como microscopios, cámaras digitales de análisis o cualquier otro elemento que permita adquirir los conocimientos a la vez que se divierten.

Materiales adecuados para enseñar ciencia

Si hubiera que indicar aquellas asignaturas que más suelen costar aprender a los estudiantes, la física y la química ocuparían los primeros puestos de la clasificación. Uno de los motivos de que ocurra esto, es que en las clases se suele dar mucha teoría, dejando de lado la práctica, cuando es esto último lo que más motiva a los estudiantes a la hora de afianzar los conceptos.

En este sentido, se ha comprobado que llevar a cabo experimentos en clases de física y química favorece a aumentar el interés de los alumnos. Pero para llevar a cabo estos experimentos, es necesario contar con el material adecuado para ello. Aquí nos encontramos el material de Pidiscat, una empresa que está especializada en vender material científico a escuelas e institutos para que los profesores, junto con el alumnado, pueda llevar a cabo experimentos que apoyen a los conceptos explicados en casa.

Gracias al uso de estos materiales, los alumnos se pueden sentir más atraídos por estas asignaturas y conseguir despertar su interés por la ciencia. No hay que olvidar que todo lo que nos rodea es ciencia y ocurre por una explicación lógica.

También te puede interesar:
Castilla - La Mancha será la primera en implantar el modelo de Escuela 2.0

Beneficios del uso de los experimentos para el aprendizaje

De un tiempo a esta parte, la mayoría de los centros educativos vienen apoyando el aprendizaje por proyectos donde se utiliza para el desarrollo de los contenidos, métodos prácticos que resultan más atractivos para los estudiantes. Por ello los experimentos para niños en el aula resultan tan eficaces para comprender procesos complejos. Entre los principales beneficios que nos podemos encontrar, podemos destacar:

  • La realización de experimentos consigue generar curiosidad por lo desconocido y entusiasmo para enfrentarse a lo desconocido.
  • Requiere que el estudiante participe activamente.
  • Son capaces de impulsar el trabajo en equipo.
  • Fomentan el espíritu crítico a la hora de cotejar los resultados.
  • Promueven la reflexión tras la realización del experimento para extraer conclusiones.

Tras lo visto en esta publicación, podemos afirmar que bajo la premisa «Dime y lo olvido, enséñame y lo recuerdo, involúcrame y lo aprendo», las claves en las escuelas e institutos donde se utilicen actividades y experimentos, serán mucho más atractivas para los alumnos. Sin duda, una práctica que todo profesional de la educación debería tener en consideración.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here