Fábulas para adultos con moraleja incluida

Las fábulas para adultos existen y, además, viene bien recordarlas de vez en cuando. Estos relatos cortos, generalmente con moraleja, son perfectos para enseñarnos y recordarnos los valores humanos, entre muchas cosas más. Si buscas fábulas para adultos, echa un vistazo.

Fábulas para adultos: Infidelidad arriesgada

Fábulas para adultos
Fuente: medicalnewstoday

Un día, el loro cansado de sus relaciones habituales y rutinarias con su pareja, decidió seducir a la cacatúa. Ésta aceptó y unos días después, por la falta de discreción de la emplumada gárrula, la cotorra se enteró de la infidelidad de su marido. ¡Eres un imbécil! —le gritó enfadada. No sólo has manchado mi prestigio, sino que has puesto en boca de todos, el problema de tu impotencia sexual. Ahora, ¿podrías decirme cómo me voy a quitar de encima a los vecinos que están en brama y no dejan de
perseguirme?

Moraleja: Si vas a engañar a tu pareja, fíjate con quién lo haces y prevé las consecuencias, no sea que pierdas a tu pareja y tu reputación.

Fábulas para adultos: La falsa cocinera que aprendió a preparar

Fábulas para adultos
fuente: sciencenews

La gallina sabía que ninguno de los animales de la granja la ayudaría a preparar las crepas, por eso iba directamente a los corrales, estanques y chiqueros y pedía ayuda, al obtener la respuesta negativa sonreía satisfecha y volvía a su gallinero para ponerse a descansar.

Cuando los curiosos, después de media hora, iban a preguntarle por las crepas, ella decía que ya se las había comido. Sucedió que un día la cerdita se ofreció a ayudarle, pero cuando estaban cocinando se dio cuenta de que la gallina desconocía por completo la receta. Así que se marchó.

Pero la gallina, entretenida como estaba, no se percató de la llegada de los demás animales que ni faltos ni perezosos empezaron a comerse las crepas, pero no les gustaron para nada y se retiraron criticando a la cocinera. Desde ese día la gallina se prometió a sí misma prepararlas bien. Lo logró pronto, pero ya nadie quiso probar su comida.

Moraleja: Es malo hacer juicios a priori porque las circunstancias
podrían cambiar, sin embargo, los juicios anticipados pueden servir de
obstáculo para apreciar las cosas.

Fábulas para adultos: El poder de un gobernador

Fábulas para adultos
Fuente: timeshighereducation

Dos panteras no se ponían de acuerdo sobre el territorio en el que podían cazar con libertad, así que se fueron a ver al tigre que era el poseedor de todas las tierras.

Querido soberano — dijo la pantera más astuta—. Venimos a que nos des permiso para cazar en tus tierras-

¿En dónde deseas hacerlo, querida pantera? —preguntó el tigre con curiosidad. Pues, me encantaría poder cazar en todo el territorio del sur, sin que nadie me limitara
en mis actividades.

Está bien —respondió el tigre—. Entonces los consejeros pusieron el grito en el cielo y le reprocharon a su gobernante que le hiciera esa concesión a la pantera. A lo que el tigre aclaró.

Sabed que yo soy el que concede y ellas las que piden, mi facultad de otorgar no pude ser tan pequeña como su petición porque yo soy el rey y ellos sólo unos súbditos.

También te puede interesar:
Cómo acercar la ciencia a los niños

La segunda pantera, que había callado por modestia, miró al tigre y este le preguntó:

“¿Y tú qué es lo que deseas, pantera?”

Ésta contestó que quería gobernar en el territorio del sur y que todos los que estuvieran en su territorio tendrían que pedirle permiso para apresar animales.

Te lo concedo, querida pantera porque has sido más prudente que tu compañera. Ahora ella tendrá que supeditarse a tus órdenes, pero te aconsejo que seas prudente porque no traes de cuna, el don de gobernar.

Moraleja: Antes de adelantarte a los acontecimientos, piensa bien cómo actuarás para que no te veas en una situación comprometida que te sea imposible cambiar.

Fábulas para adultos: El rinoceronte presumido

Fábulas para adultos
Fuente: trode

Había una vez un rinoceronte que estaba descontento con los búfalos que tenía que llevar a cuestas, aunque no eran pesados, le molestaban porque las hembras a las que quería conquistar en lugar de ponerle atención a él, le elogiaban todo el
tiempo a sus pájaros.

En una ocasión el paquidermo se hartó del insaciable apetito de las aves que, además, lo hostigaban chupándole la sangre de sus heridas cuando las tenía. Dispuesto a librarse de ellas las echó a todas y les dijo que ya no las necesitaba.

Pasó el tiempo y el pobre animal se llenó de garrapatas, escarabajos y demás bichos que se daban la gran vida con la piel desprotegida del pobre cuadrúpedo. Recapacitó y fue en busca de sus colaboradoras, pero éstas ya no quisieron volver y se tuvo que resignar a llevar una existencia paupérrima y degradante.

Murió pronto porque contrajo infecciones muy fuertes y ni siquiera los chacales o los buitres tuvieron el valor de acercarse a su cadáver.

Moraleja: No desprecies el cuidado que te brindan tus allegados y perdona las faltas que puedan tener, pues tal vez tu condición no sería la misma si ellos te faltaran.

¿Qué son y para qué sirven las fábulas?

Fábulas para adultos
Fuente: medicalnewstoday

Las fábulas son cuentos breves, cuyo argumento puede variar. Generalmente las vemos mucho sobre animales o cosas inanimadas a las que se les confieren características humanas.

Estos cuentos breves con moraleja se utilizan para hacer una crítica a los comportamientos y, a la misma vez, para transmitir determinadas enseñanzas y valores. Las hay muy variadas tocando todo tipo de temas sociales, enseñanzas y valores humanos.

Podemos encontrar fábulas diseñadas especialmente para niños, pero también encontraremos muchas fábulas para los adultos. La verdad es que son muchos los estudios que afirman que el valor de la fábula es acumulativa y se asocia a la experiencia del individuo.

Con el pasar del tiempo, la misma fábula revisa por el mismo individuo en una etapa diferente de su vida y desde otra perspectiva, sigue con el aporte de valor. Realmente a todo el mundo le viene bien las fábulas en algún momento de su vida. Incluso ayuda a que abramos los ojos. ¿Usas las fábulas en la educación de tu hija o hijo?, ¿qué te parecen las fábulas en adultos?

¿Te ha sido de utilidad estas fábulas para adultos? ¿Necesitas recursos para mejorar la caligrafía? ¿Buscas los mejores libros para comenzar el año? ¿Necesitas celebrar el Día Internacional de la Nieve?

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here