Ya mismo llegan las vacaciones y con ellas la playa y la piscina ¡están a la orden del día! Durante este tiempo es una gran idea enseñar a nadar a los niños. Con los siguientes consejos a tener en cuenta ¡aprenderán muy rápido!

Enseñar a nadar a los niños: la paciencia

enseñar a nadar a los niños
Fuente: teachyourkidstoswim

Es una de las claves y maestra del proceso de enseñar a nadar. Ser paciente es una virtud que no muchos poseemos pero si que debemos aplicar en esta enseñanza. Puede que el niño/a tenga miedo al agua, que se sienta inseguro o incluso que llore. Los padres y tutores deben armarse de paciencia para enseñar a los niños poco a poco y animarles en todo momento. ¡Nunca hay que perder los nervios!

La seguridad es indispensable

enseñar a nadar a los niños
Fuente: monkeysee

Los niños han de sentirse seguros en todo momento, en el agua. Ya sea en la piscina o en la playa debemos asegurarnos de que siempre hay un adulto presente. Los propios padres, madres o hermanos mayores deben ofrecer la seguridad que se requiere en estos momentos.

El primer contacto con el agua es importante para los más pequeños por este motivo crear una seguridad llevándolos a cuestas y colocarlos en un lugar donde haya agua pero el niño dé pie, ofrecerá muchísima seguridad.

Otras ideas son buencas como, mientras lo acercas al agua donde de pie, es cantar canciones, abrazarlo o incluso llevar algún juguete que le guste, para distraerlo. ¿Podrías indicar más cosas que se te ocurran?

¡Fuera flotadores!

enseñar a nadar a los niños
Fuente: freecoloringpageforkids

Vale que de pequeños los utilicen, pero los niños más grandecitos pueden aprender a nadar sin ellos. Tanto los manguitos como los flotadores ofrecen una especie de seguridad falsa. Nuestra labor como padres o tutores será hacer que los niños creen su propia seguridad pudiendo flotar con su propio cuerpo, sin ayuda de nada.

A la hora de aprender a nadar los flotadores estorban pues debemos dejar el cuerpo libre para ser ágiles y podernos mover con facilidad en el agua. Así que ya sabes, si estás de vacaciones en una playa, en una piscina o en algún lago ubicado en las muchas rutas de senderismo en familia que existen, enseñar a tu hijo a nadar será algo estupendo.

Enseñar a nadar a los niños: aprender los movimientos básicos

enseñar a nadar a los niños
Fuente: businessbid

Los movimientos básicos serán aprender a mover las piernas, los brazos y aprender a respirar, aunque esto último lo veremos en otro apartado. Para que el niño aprenda a mover las piernas es bueno que otra persona (padre, madre…) le sujete con las manos el tronco, para mantener la columna en horizontal. También es una buena idea sujetarle las manos mientras él mueve las piernas.

La respiración se puede aprender a parte, por ello la describo más abajo, pero una vez que sepa mover las piernas y respirar adecuadamente, puedes sujetarle por el tronco y dejar que mueva los brazos y coordine ambos ejercicios.

Por último intenta que el niño/a vaya solo, siendo obvio que en muchos casos esto no se suele lograr en un día; por lo que debemos tener paciencia. Deja que tu hijo lo intente solo, al principio cógele y luego deja que flote un poco con cuidado, deja que avance y pare cuando quiera. Si lo sueltas unos segundos y se mantiene el niño se dará cuenta de que puede hacerlo por el mismo.

Practicar la respiración

enseñar a nadar a los niños
Fuente: nuigalway

Uno de los pasos básicos para que los niños aprendan a nadar es enseñarle a respirar de la forma más adecuada. De esta manera también aprenderán a bucear en un momento determinado. Un buen ejercicio que se puede hacer en cualquier lugar donde haya agua, es cubrir la nariz sumergir parte de la cabeza y echar burbujas por la boca. Para los más pequeños esto puede convertirse en un juego pero realmente están practicando la respiración.

Una vez que dominen el paso explicado ¡es hora de sumergir la cabeza completamente! No pasa nada porque sea por unas milésimas de segundo, esto basta para familiarizarse con el agua.

No olvides la constancia

enseñar a nadar a los niños
Fuente: spitzerswimming

Es importantísimo llevar estos ejercicios a la práctica de manera constante, es decir unos cuantos días a la semana puedes nadar con tu hijo. Es fácil en vacaciones sacar unas horas al día y en un verano tu hijo/a puede aprender a nadar. No dejes de lado la educación de tu hijo en verano, la escuela ofrece descanso ¡pero la vida no!. Siempre es útil aprender cosas nuevas y saber nadar es algo que puede ayudarnos en momentos determinados.

Aprender a nadar con juegos acuáticos

enseñar a nadar a los niños
Fuente: fischer

Los juegos sencillos y cortos son los más divertidos para lo niños. Si además los hacemos en el agua será mucho mejor para ellos. La verdad es que son una buena manera de incentivar las ganas de meterse en el agua y que poco a poco aprendan a moverse dentro de este medio.

Algunos juegos son muy sencillos, para los más bebés, como hace burbujas en el agua con un apajita o al contrario aprender a sacar el aire sumergidos en el agua. Esto es clave importante para controlar la respiración.

Los saltos de ranita en el agua me ayudaron a mi, esta autora del post, a aprender a nadar. Consiste en llegar a una “meta” en el agua, donde hay que llegar dando saltas como una rana. De esta manera, si el salto quieres que sea enorme el cuerpo cada vez flota más en el agua y en horizontal. Esto me lo enseñó mi padre en su momento y si lo aplicas, casi sin darte cuenta, el niño/a comenzará a flotar y nadar.

Otro simpático juego es coger al niño de los brazos e ir arrastrando a éste por el agua. El se divertirá mientras aprende a mover sus piernas para nadar. Este juego también me lo hacía mi padre de hecho iba recto, en círculos, en zig-zag…

Cuándo es el mejor momento para enseñar a nadar a los niños

enseñar a nadar a los niños
Fuente: eliteswimmingacademy

Cuanto antes empiece a familiarizarse el niño con el agua, mejor. Puedes empezar desde los 3 meses pero se suele recomendar a partir de los 6 meses. A partir de esta edad los bebés pueden comenzar a perder el miedo al agua mediante la matronatación guiada por profesionales. Esto consiste en que la madre o padre e hijo se sumergen en la piscina y realizan sencillos ejercicios y juegos juntos.

¿Qué te ha parecido este post sobre las mejores claves para enseñar a nadar a los niños? ¿Vas a recorrer lugares donde hay piscinas naturales y quieres que tu hijo nade contigo? ¿Además de estos ejercicios de verano en el agua podrías añadir algunos más para enseñar a nadar a los niños?

Dejar respuesta