Corea en la cima de la educación en el mundo

universidad de corea

Hace ya algún tiempo que sabemos que no solo Finlandia triunfa con su sistema educativo, también Corea. Según los informes PISA este es uno de los países en el continente asiático que realmente han triunfado con su sistema educativo. Con resultados asombrosos en un sistema en que la familia se involucra en el esfuerzo de los estudiantes. Pero donde ese mismo exitoso sistema es uno de los más exigentes del mundo.

Por qué Corea posiciona como uno de los países exitosos en la educación

Obtener la mejor educación es un objetivo para toda familia en cualquier rincón del mundo. Pero debemos reconocer que en muchos países es difícil acceder a la educación. Y en otros, las familias ni se involucran ni los estudiantes tienen mucha motivación. Aunque claro está, eso depende de cada historia individual. Aun en las peores condiciones para estudiar, vemos maravillosas historias de triunfo personal.

El gran éxito de la educación coreana está insistimos en el nivel de compromiso tanto de la familia como de los estudiantes. Las jornadas de estudio son extenuantes, equivalentes a una jornada laboral en otras regiones del mundo. Y las que no acaban al volver a casa, porque continúan en la realización de tareas.

Y en consultas en bibliotecas y otros lugares.  Si los chicos y chicas requieren mejores resultados, suelen asistir otras horas adicionales a academias donde obtendrán refuerzo. Y si lo desean, asistir para ser aún más competitivos.

Los docentes son muy valorados

Los docentes son parte del éxito de la educación coreana. A diferencia de otros lugares del mundo, donde los docentes son poco o nada valorados. Obtienen malos salarios y condiciones de trabajo poco alentadoras, en Corea, los docentes son realmente triunfadores.

Lo necesitan para conseguir un buen empleo. Y lo necesitan los centros educativos para atraer más estudiantes.

Los docentes son muy valorados en la sociedad coreana. Los alumnos les admiran y los respetan. Y en ese entorno de agradable convivencia de admiración y obediencia, se preparan, se esfuerzan y se entregan a la enseñanza. Obteniendo más conocimiento y actualizándose constantemente en su especialidad. Porque el que innova, aprende y crece, siempre triunfará.

La educación es muy importante en Corea. Y los estudiantes de hoy piensan en convertirse en los triunfadores del mañana. Así que en este exitoso entorno educativo, nadie se lamenta por amanecer cada día repasando las materias o haciendo las tareas. Después de todo, ya sabemos que el esfuerzo tiene su recompensa.

La sociedad coreana enaltece la vida estudiantil

Mientras en algunos lugares el fracaso escolar,  se debe a los deficientes y obsoletos sistemas educativos. En lugares como Corea, no solo son estupendos entornos para estudiar. La familia, y la sociedad valoran la gran importancia de las jóvenes generaciones y se comprometen seriamente con sus estudios.

También te puede interesar:
Cursos online gratuitos en Universidad a distancia de Madrid

Apoyan al estudiante en que pueda tener todas las facilidades para cumplir las exigencias del sistema educativo. Y no se lo piensan mucho si tienen que invertir mucho dinero en su educación. Después de todo, aquí y en todas partes, la educación es la mejor inversión para el futuro.

El sistema educativo coreano

Como en muchos lugares, el sistema educativo es público y privado. Ambos son aunque en diferente medida, subsidiados por el gobierno.  La educación de un niño/a suele comenzar a los 6 o 7 años.

Esta edad no suele ser la misma que en otros lugares, puesto que en este país la misma se cuenta a partir de la concepción. Cualquier ciudadano corean, ya tiene un año al nacer.

Como decíamos, los niños pasan a formar parte del sistema educativo a partir de los 6 o 7 años. La escuela primaria conocida también como elemental, tiene seis grados y dura hasta los 13 años. A partir de allí, llega la escuela media que tiene tres grados y va de 14 a 16 años. La escuela superior tiene tres grados que se cursan entre los 17 y los 19 años.

Contra lo que sucede en otros lugares, los niños de la escuela primaria y media, son los que enfrentan más tareas y una carga extra curricular alta.

Cuando acaban la escuela, es hora de ir a la universidad. Así que la tarea de esforzarse en educarse no ha acabado. Cualquier estudiante de país que se precie, sabe que de sus estudios depende su éxito profesional.

La universidad y la búsqueda de buenas calificaciones

El ingreso a la universidad es a partir de un examen. A lo que complementan sus logros académicos, entrevistas, y actividades estudiantiles. El examen es el camino directo a la universidad, y en lo que se concentran docentes y estudiantes.

Esa exigencia para ir a la universidad, y obtener las máximas calificaciones, obliga a los estudiantes a pagar tutores. Y supone desde luego, más horas y más esfuerzos. Que facilitan el ingreso a universidades SKY, localizadas en Seúl.

Les esperan cuatro años de pregrados, excepto en la carrera de medicina. Y los chicos deberán cumplir un año de servicio obligatorio. Mientras que las chicas continuarán estudiando y se graduarán antes.  En la universidad el esfuerzo debe ser más y las horas de estudio aumentan, entre mejores notas, mejores opciones de emplearse y obtener un buen salario.

Este es el sistema educativo de un país que se mantiene en el ranking de los países más exitosos en educación. Aunque podría parecernos excesivo y demandante, recordemos que Corea es un país construido por el esfuerzo de sus habitantes. Quizá en búsqueda de ese éxito estudiantil, se sacrifiquen aspectos que disfrutan otros estudiantes del mundo.

Ir arriba