Consejos para los pequeños estudiantes en casa

Consejos para los pequeños

¿Necesitas consejos para ayudar a tus hijos a estudiar? ¿Buscas ideas para que encuentren su propio ritmo? A continuación, te dejamos los mejores consejos para los pequeños estudiantes de la casa. Niños particularmente hiperactivos que necesitan un poco más de ayuda.

Consejos para los pequeños estudiantes

Consejos para los pequeños

Un lugar perfecto para que estudie

Los niños hiperactivos necesitan moverse todo el tiempo, incluso sin darse cuenta. Por ello hemos de ofrecerle un espacio en el que puedan hacerlo sin problema y que puedan estudiar donde quieran. Este tipo de lugar ha de ser flexible y contener todo lo que necesiten para estudiar.

Si el niño necesita moverse, no importa si estudia en la cama, en la mesa, en el suelo, siempre que lo haga. Según sus necesidades hay que habilitar un lugar que mantenga todos los puntos esenciales para su concentración. Este lugar debe ser grande, tranquilo, donde no haya otro tipo de distracciones y con todo lo que necesita para estudiar.

¡Arriba la organización!

La organización es importante para todos y todos en general, seamos o no hiperactivos. Para este tipo de niños es muy necesaria y, como padres, podemos trabajar con él para llevarla acabo. La idea es ayudarle y no hacer las cosas por él. De esta manera, haremos una lista de tareas que luego se pondrán por orden de relevancia.

Implementar algunas estrategias les ayudará a estudiar mejor, puesto que serán más conscientes del tiempo que hay que invertir en el ejercicio y la importancia de este.

Consejos para los pequeños estudiantes

Consejos para los pequeños

Asientos dinámicos

Tu hijo se va a mover y mucho, por lo que es mejor proporcionarle una silla que dinámica. Los asientos de este tipo permiten que el niño pueda moverse en la dirección que quiera, porque podrán estar siempre en movimiento. De todas maneras podemos dejar que hagan los deberes de pie siempre que lo quieran. Para ello lo mejor es colocar una mesa alta, así no tendrán problemas de espalda.

Usar material escolar ergonómico

Los materiales ergonómicos existen y hacen la vida más fácil, no solamente para los niños con hiperactividad sino para aquellos que tengan dispraxia por ejemplo o un retraso psicomotor. Puedes encontrar todo tipo de material escolar ergonómico que hará que todo sea mucho más sencillo.

Pro concentración

A los niños con hiperactividad les cuenta más concentrarse por ello hemos de trabajar en esto. Para ello es importante que todo esté organizado y que sepan lo que hay que hacer, qué ejercicios toca o qué tienen que estudiar.

Para que se concentren aún más es bueno que el ambiente sea relajado, tranquilo y que no tengan muchas distracciones ni visuales ni auditivas. Si tu hijo necesita moverse para poder concentrarse, no le pongas barreras deja que lo haga.

El lugar de estudio deberá ser flexible, es decir que podrá estudiar sentado, de pie, tumbado, etc. Para que se concentren más fácilmente necesitan crear un espacio de concentración esto significa prestar atención para centrarse en un único objetivo, algo muy concreto por un tiempo limitado. Para hacerlo posible hay que ayudarles guiándoles y, además, proporcionando tareas pequeñas. Ya que les costará hacer una tarea completa, hay que dividir esta en pequeñas tareas.

Por último, hay que tener mucha paciencia y no regañar al menor. Es vital tener la mayor paciencia del mundo para que ellos puedan lograr hacer la tarea ellos solos sin entretenerse.

También te puede interesar:
Consejos para estudiar durante las vacaciones de Navidad

Consejos para los pequeños estudiantes

Consejos para los pequeños

No todos aprendemos de la misma manera

Llegados a este punto debemos saber que no todos logramos aprender de la misma manera. A unos les entra la materia mejor de forma visual, a otros de manera auditiva o quizás por medio del tacto y el movimiento (kinestésica). Es importante averiguar a qué perfil pertenece el menor para ayudarle a estudiar mucho mejor.

Saber y hacer que entienda cuál es su perfil de aprendizaje, le ayudará muchísimo a seguir adelante. Esto se convierte en otra herramienta más para ayudarle a estudiar. De esta forma se pueden integrar estrategias de aprendizaje que merezcan la pena y les ayude.

Mantén una rutina de estudio

Las rutinas hay que mantenerlas ya que ayudarán muchísimo a estudiar. Al igual que hay una hora para dormir y para comer, también la tiene que haber para estudiar.

Consejos para los pequeños estudiantes

Consejos para los pequeños

Utilizar cartas mentales

Seguro que alguna vez has escuchado el uso de cartas mentales para estudiar. Este tipo de herramienta educativa es perfecta para explorar conceptos, tomar notas o captar ideas. Es una forma de aprender muy sencilla que gusta a muchos niños.

Estas cartas se pueden hacer a mano o bien a través de un programa de ordenador. La idea es utilizarlas para que nuestro hijo aprenda con ellas y le sea más sencillo entender y recordar.

Las cartas mentales son muy utilizadas como herramienta para ciertos estudiantes con algún tipo de trastorno del lenguaje o bien dislexia, disgrafía, etc.

Pasar de un ejercicio a otro

Si ves que el pequeño estudiante de la casa está cansado de hacer el mismo ejercicio, puedes pasar a otro. La idea es buscar un ejercicio contrario, es decir, uno en el que haya que hacer un esfuerzo de otro tipo. Si se acaba de hacer un ejercicio en el que se ha utilizado las habilidades cognitivas, puedes hacer otro que sea de moverse. También se puede hacer un descanso para que el cerebro se oxigene un poco.

Mindfulness o Atención Plena

Otras herramientas que se pueden utilizar son la mindfulness, ejercicios mentales con un objetivo de fijar la atención en el momento que se está viviendo. De esta manera el menor aprenderá a vivir las cosas tal y como están pasando en este momento. Es una herramienta que sirve para aprender a ser más conscientes de los propios pensamientos, sentimientos y sensaciones que se tiene en ese momento. También se hará más consciente del entorno que les rodea. Los ejercicios mentales o de atención plena ayudan, a quienes los practican, a centrarse más en el presente y menos en otros momentos o épocas.

Comprender cuándo es suficiente

Por último, es importante saber cuándo hay que descansar. Cuando veas que tu hijo se cansa, no está motivado, no quiere atender o se enfada, no insistas más. Deja que haga un descanso del estudio pudiendo jugar, comer algo, beber o irse a otro lado. Intenta que no sean más de 20-25 minutos. Luego, vuelta a estudiar.

¿Te ha sido de utilidad este post sobre consejos para los pequeños estudiantes en casa?  ¿Buscas las mejores apps gratis para aprender idioms? ¿Buscas las mejores sagas de libros para empezar en vacaciones? ¿Buscas los mejores gadgets para estudiar?

Ir arriba