6 motivos para estudiar FP a distancia

Si hay algo que define la transición entre la niñez y adolescencia a la vida adulta es la necesidad de tomar decisiones coherentes o, al menos, lo suficientemente meditadas. Las primeras a las que muchos de nosotros tuvimos que enfrentarnos estaban relacionadas con los estudios: ¿qué rama profesional elijo? ¿Opto por la formación profesional o la universitaria? ¿Me dejo llevar por lo que me gusta o por lo que creo que va a tener más salidas?

Si estás en ese trance o quieres asesorar a alguien para que tome una decisión correcta, como puede ser tu hijo o hija adolescente, te hablamos sobre la formación profesional a distancia que se puede empezar a estudiar de la mano de centros como Aulacem. También es una posibilidad para quienes quieran seguir formándose dentro de su rama o explorar nuevos horizontes profesionales.

Índice del artículo

La formación específica que ofrecen los ciclos

Si se denomina “formación profesional” es porque está más adaptada a la realidad del mercado laboral. De hecho, las empresas con las que los centros educativos tienen convenio intervienen activamente en las competencias profesionales del alumnado, lo que supone un atractivo para quienes quieran ejercer la profesión justo después de acabar.

El grado universitario ofrece un rango de formación superior, pero también es más denso y, posiblemente, esté menos focalizado. Contribuye al desarrollo personal más que al profesional.

Salidas profesionales y académicas

Pensemos en la rama sanitaria, en el título de Técnico Superior en Imagen para el Diagnóstico y Medicina Profesional. Un profesional con esta titulación puede trabajar en el sector público o el privado, en unidades de radiodiagnóstico y medicina nuclear, centros de investigación, institutos anatómico-forenses, centros veterinarios y delegaciones comerciales de productos hospitalarios, farmacéuticos y técnicos de aplicaciones en electromedicina.

Quien quiera seguir estudiando, puede acceder a un grado universitario con su nota media, o presentarse a las pruebas de acceso si cree que no serán suficientes. De hecho, podrá convalidar algunas asignaturas y, al graduarse, ser un profesional más completo gracias al título de Técnico y al de grado.

Flexibilidad horaria

Las ventajas de la FP se unen a las que ofrece la formación online a distancia, empezando por la flexibilidad horaria. Esto es especialmente valorado por profesionales que se encuentran en activo y que quieran seguir formándose por vocación y para mejorar sus competencias, lo que redundará en beneficio para los pacientes y en más puntos en el baremo.

También te puede interesar:
Huelga educativa los días 21,22 y 23 de octubre

Eso sí, para tener éxito y que la flexibilidad horaria no se convierta en un arma de doble filo, hay que saber organizarse bien. Planifica considerando las fechas límite y dedica diariamente varias horas al estudio, dependiendo del tiempo en el que te hayas propuesto acabar.

Formación de calidad

Los centros educativo que ofrecen la educación online suelen estar homologados por el Ministerio de Educación (hay que comprobar que así es para que luego la titulación cuente a todos los efectos). Algunas de ellas tienen mucha experiencia, de más de 10 años, y por sus cursos han pasado miles de alumnos/as.

Además, sus cursos son impartidos por profesionales en activo, al día de las novedades en innovación y legislación. Es decir, tiene el nivel de la formación presencial, con las ventajas de la no presencial.

Prácticas en empresas y bolsas de trabajo

Este apartado es importante y también hay que comprobarlo. Los centros de estudios suelen tener convenios con empresas, lo que en algunos casos abarca incluso la elaboración de contenidos (como vídeos grabados en el centro de trabajo). Donde más valor tendrá, sin embargo, es a la hora de hacer prácticas profesionales, de tener la oportunidad de poner en práctica los conocimientos adquiridos y tener contacto con el mercado laboral que probablemente nos aguarde en un futuro.

Esos convenios de colaboración, en algunos casos, han motivado la apertura de bolsas de trabajo de las que se puede formar parte al elaborar estudios. La mencionada Aulacem, por ejemplo, tiene una para profesionales sanitarios.

Habilidades comunicativas y digitales

Son habilidades transversales, a poner en práctica en cualquier ámbito profesional. La competencia digital, según el Ministerio de Educación, es la que “implica el uso creativo, crítico y seguro de las tecnologías de la información y la comunicación para alcanzar los objetivos relacionados con el trabajo”, entre otros ámbitos, y estudiar en contacto con los entornos digitales la favorece.

Una ventaja añadida es que hay mucho, muchísimo donde elegir, tanto en la educación pública como en la privada. Hay que pensar qué podría responder a la vocación personal para prever el desempeño académico y las posibilidades de éxito, pero una cosa es pensarlo y otra darle demasiadas vueltas. A veces es cuestión de lanzarse, partiendo de que cualquier cosa que se aprenda en la vida sirve para el desarrollo personal, aunque luego no se termine aplicando en el apartado profesional.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here