Ventajas de las pantallas interactivas en entornos educativos

El uso de las nuevas tecnologías ofrece un amplio abanico de posibilidades para todos los sectores de la sociedad, y la educación no podía ser menos. Por medio de la tecnología, los profesores tienen en su mano herramientas con las que estimular la motivación de sus alumnos y ayudarles a mejorar sus resultados académicos.

De entre toda esa tecnología, las pantallas interactivas educación vienen destacando como una poderosa herramienta que ha provocado cambios, a positivo, tanto en la forma de enseñar de los profesores, como en la de aprender de los alumnos. Pero para poder alcanzar todo esto, es necesario que la pantalla interactiva esté diseñada para el campo educativo, como las que ofrece la empresa Canon Barcelona, pantallas de diferentes tamaños perfectas para todo tipo de aulas.

Ventajas del uso de las pantallas interactivas en la educación

Las pantallas interactivas educación ofrecen importantes beneficios para el proceso enseñanza-aprendizaje. Veamos a continuación algunas de las más importantes.

Aprendizaje activo

El uso de las pantallas interactivas ayudan a conseguir un aprendizaje activo por parte de todo el alumnado, incluyendo a aquellos más reticentes. La posibilidad de poder interactuar con las imágenes o aplicar método de enseñanza más novedosos, ayudará a que los alumnos pongan más de su parte para adquirir los distintos conocimientos.

Herramienta colaborativa

Que los estudiantes expongan su punto de vista sobre ciertos temas, no siempre es sencillo, así como que colaboren en determinadas actividades. Por medio del uso de este tipo de pantallas, la colaboración será más fácil de llevarla a cabo, consiguiendo mejores resultados que un método tradicional. Gran culpa de esta colaboración, la encontramos en las capacidades multitáctiles con las que cuentan muchos de estos modelos.

Mayor accesibilidad para estudiantes con discapacidad

El uso de pantallas interactivas también ofrecen importantes beneficios para aquellos estudiantes que puedan tener algún tipo de discapacidad a la hora de participar en las clases. Su tecnología permite integrar ciertos elementos que facilitan ese acceso a la educación para todos. Además, estas pantallas permiten regular la altura (según el soporte que lleven) y girarlas para maximizar el acceso a los alumnos con dificultades de movilidad.

También te puede interesar:
Los primeros trazos -2ª parte-

Desarrollo de nuevas habilidades

Para mejorar el futuro de los estudiantes, ayudarles a conseguir un espíritu crítico es clave. Las pantallas interactivas permite analizar y alcanzar soluciones inteligentes, permitiendo un aprendizaje constructivista, algo que les vendrá muy bien durante toda su etapa educativa.

Aprendizaje óptimo

No siempre es fácil atraer la atención de los alumnos, pero el uso de estas pantallas ofrecerán muchas posibilidades a los profesores de crear sesiones más divertidas y estimulantes con las que atrapar su atención, lo que al final se traduce en una mejor capacidad de aprendizaje. Para ello, es importante contar con el software y programas adecuados, dependiendo de las necesidades educativas de los estudiantes.

Aulas más productivas

En muchas ocasiones, en las aulas se pierde un tiempo muy valioso que bien podría ser utilizado para afianzar conocimientos. Evitar esta pérdida de tiempo es uno de los mayores retos para cualquier profesor. En este sentido, el uso de pantallas interactivas pueden ayudar a conseguir clases más productivas por medio de lecciones más dinámicas, aprender mientras se juega y se divierte o poder hacer uso de materiales audiovisuales con algunas de las cosas que permiten el uso de estas pantallas.

Por todo lo que hemos comentado a lo largo de nuestra publicación, pensamos que las pantallas interactivas deberían formar parte de todas las aulas. De esta forma, los alumnos y profesores podrían beneficiarse de todo lo que ofrecen.

Ir arriba