¿Son difíciles las oposiciones a bombero?

¿Estás pensando en presentarte a las oposiciones a bombero? Como ocurre con cualquier oposición, los requisitos a cumplir, los exámenes y pruebas a superar y otros criterios pueden ser muy diferentes.

Desde siempre se ha considerado que las oposiciones a bombero son de las más exigentes (tanto a nivel físico, como a nivel mental). Y esto tiene sentido, ya que estos profesionales tienen una gran responsabilidad e implicación en su trabajo.

Vamos a estudiar la dificultad de estas oposiciones analizando cómo están organizadas:

Pruebas de las oposiciones de bomberos

Podemos definir 2 tipos de pruebas: pruebas teóricas y pruebas físicas.

a. Pruebas teóricas

Lo primero que tienes que saber es que este tipo de profesión está clasificada dentro del grupo funcional C, esto quiere decir que las pruebas teóricas no tendrán tanta dificultad como en otras oposiciones; en cambio, las pruebas físicas sí que pueden ser complicadas.

  • Cuestionario tipo test: la primera prueba a la que habrá que enfrentarse es a un cuestionario tipo test. Estas preguntas versarán sobre el temario oficial que el opositor habrá estudiado. Para conocer este cuestionario habrá que recurrir a las bases de la convocatoria.
  • Prueba psicotécnica: esta prueba dependerá del ayuntamiento en el que se celebre la posición, aunque lo habitual es que exista. El objetivo de la prueba psicotécnica es hacer una evaluación de las habilidades y capacidades para acceder al puesto laboral.

También podría existir algún ejercicio práctico relacionado con las funciones que el bombero puede llevar a cabo.

b. Pruebas físicas

Como ya hemos comentado, las pruebas físicas son las más complicadas a las que se enfrentará el opositor. Son la base de todo, por lo que habrá que entrenar muy duro para poder superarlas.

Aquí vamos a exponer las pruebas que se pueden hacer, pero es importante no tomarlas como algo determinante. Dependiendo de la convocatoria, podría haber variaciones importantes:

  • Carrera de resistencia: exige cubrir una distancia de 1000 metros (que es el equivalente a dar 2 vueltas y media a una pista olímpica). Se han dado casos en los que la distancia es mayor, dependiendo de si el municipio en el que se lleva a cabo la convocatoria lo ha dictaminado así o no.
  • Carrera de velocidad: suele cubrir una distancia de 100 0 de 200 metros lisos (nuevamente, esta distancia estará supeditada a la convocatoria en cuestión):
  • Salto vertical: se exigirá que el opositor sea capaz de hacer un salto vertical con un recorrido mínimo de 55 centímetros.
  • Alto horizontal: esta prueba exige que los participantes sean capaces de hacer un salto horizontal de hasta 2,5 metros, con la particularidad de que los pies estarán juntos.
  • Trepar por una cuerda: para trepar por la cuerda tan solo se podrá hacer uso de las articulaciones superiores. La altura que habrá que alcanzar puede estar comprendida entre los 6 y los 7 metros.
  • Prueba de natación: los opositores tendrán que recorrer una distancia de 50 metros nadando en el mínimo tiempo posible. Aquí no existen límites en cuanto al estilo de natación, sino que se podrá elegir el que mejor nos venga.
  • Press de banca: esta prueba exige que se levante 20 veces 45 kg de peso. Hay un límite estipulado de tiempo que será de 19 segundos.
  • Prueba de fuerza: la prueba de fuerza se centra en las dominadas. Requiere que se hagan alrededor de 15 dominadas. Hay que tener en cuenta que no se permite tocar el suelo bajo ninguna circunstancia, o se habrá perdido la prueba.
  • Prueba de equilibrio: esta prueba consiste en mantener el equilibrio en un tablón de 10 cm. El tiempo que habrá que aguantar debe ser de, cómo mínimo, 25 segundos.
  • Prueba de claustrofobia: la última de las pruebas suele ser esta. Consiste en atravesar un tubo estrecho de un tamaño de 10 metros de longitud y 50 cm de diámetro que simulará las duras condiciones a las que puede tener que enfrentarse un bombero.
También te puede interesar:
Arte mural y graffiti para niños

Además de estas pruebas, se exigirá al futuro bombero que esté en disposición de los permisos de conducir C y E.

Conclusión: ¿Son difíciles las oposiciones a bombero?

Las pruebas físicas son las que elevan la dificultad de las oposiciones. La única manera de aprobarlas será entrenando lo suficiente y teniendo un tiempo de preparación adecuado.

Los expertos recomiendan contratar a un entrenador personal que se especialice en este tema, ya que así tendrás todas las garantías de estar entrenando adecuadamente.

Además, es muy importante que las prácticas las lleves a cabo en instalaciones que se parezcan lo máximo posible al lugar en donde te van a evaluar en el día de la prueba. Puede servirte una pista de atletismo estándar y una piscina olímpica para la prueba de natación.

En definitiva podemos decir que , que las oposiciones a bombero son complicadas, pero nada no puedas superar con tiempo y esfuerzo.

Ir arriba