¿Qué son las normas APA?

Las normas APA nacieron en el año 1929 de la mano de un variado grupo de expertos, entre los que se encontraban eminentes psicólogos, antropólogos y administradores de negocio, y entre todos consideraron y acordaron establecer el conjunto de reglas y estándares que ayudasen a la codificación de varios componentes de la escritura científica. Estas reglas, que se mantienen a día de hoy, tenían como objetivo facilitar la comprensión lectora, estudiar los problemas de comportamiento aplicado a los cursos, informes de investigación, revisiones de literatura, estudios de viabilidad y artículos sobre metodología.

En definitiva, el formato APA no es más que un conjunto de pautas y normas para escribir con coherencia y corrección, hacer más fácilmente comprensible los textos de psicología y demás campos relacionados con esta ciencia, sus iniciales corresponden a la Asociación Americana de Psicología del inglés American Psychological Association.

Vamos a ofrecer en este artículo un breve resumen de lo que vienen a significar estas siglas según la información que nos aporta extraída de la fuente; micarrerauniversitaria, web especializada en el ámbito universitario.

Índice del artículo

Información útil sobre el APA

Sobre la base de que resulta más fácil escribir sobre una investigación cuando se sabe a ciencia cierta qué información presentar, se ofrece el concepto y formato de APA. Igualmente es más fácil de comprender al ser leída una información científica cuando esta se presenta de una manera que resulta familiar.

El Formato APA no es más que un género exclusivo de escritura para ofrecer claramente resultados que produce la investigación psicológica. En ningún caso nos servirá para realizar un análisis literario ni escribir un artículo periodístico, es un estilo que se utiliza para facilitar la comunicación entre investigadores y profesionales de la psicología, y tiene tres niveles.

Los tres niveles son los siguientes; el primero se refiere a la organización de un artículo de investigación, un segundo vendrá referido a un estilo de alto nivel en el que nos encontramos con un tipo de escritura formal y directo, el tercero corresponde a un estilo de nivel bajo, que consta de un buen número de reglas específicas para ortografía, gramática, formato de referencias, etc. …

No debemos olvidar la importancia que tiene para las normas APA ofrecer referencias y citas en los informes y estudios, existiendo reglas específicas para ello.

Comprensión del formato APA

Creemos relevante señalar, en este breve artículo, la importancia de entender y comprender este formato, ya que su dificultad es notable debido a la gran cantidad y variedad de pautas que lleva sobre sí, por lo que es importante reducir su contenido a niveles más básicos.

También te puede interesar:
Señales de que tu hijo tiene un buen maestro

Organización general del artículo

Esta primera organización la encontramos claramente detallada en el capítulo 2, “Escritura y contenido del manuscrito”, dentro del manual que consta de 200 páginas. En él nos define cómo deben ser los informes de investigación empírica, las secciones y el orden en el que deben aparecer; Página del título (título del artículo, nombre de o de los autores y afiliaciones), resumen, introducción (investigación previa y razones para el estudio presentado), método, resultados, discusión (resumen del estudio y discusión de las implicaciones), referencias APA (enumeración de las referencias citadas).

El estilo de alto nivel

Esta segunda organización la localizamos en el capítulo 3, Escritura clara y concisa. En ella se incluyen pautas para hacer llegar claramente el mensaje y la idea. En este sentido, la escritura debe ser formal, adoptar un tono apropiado para comunicarse con otros colegas profesionales y con aquellos que comparten interés por la temática tratada, por lo que evitará la jerga, las contradicciones, las referencias a la cultura pop, el humor y otros elementos lingüísticos que pertenezcan a un territorio determinado.

Todo esta ha de valorarse sin dar de lado a la sencillez de lo narrado, es decir, hay que saber comunicar el trabajo de la forma más simple y clara posible, tratando de dirigir la atención sobre la idea en sí y no en cómo se comunican. Eliminamos o minimizamos pues los elementos clásicos de la literatura, como la metáfora, la ironía, el humor, las imágenes… las frases son cortas y directas, con el uso de términos técnicos y específicos.

En definitiva, el estilo APA promueve los valores y supuestos científicos de los psicólogos, estas son las características más relevantes de este tipo de escritura:

Pocas citas directas de otros investigadores.

Las críticas van dirigidas al trabajo de otros investigadores, pero no a la persona.

Existe un elevado número de citas y referencias.

Todos los trabajos e informes de investigaciones empíricas están organizadas a partir de secciones siempre con un orden fijo previamente determinado.

Se debe presentar una conclusión ofreciendo resultados de futuro.

El estilo de bajo nivel

Por último, repetiremos que el estilo de bajo nivel, que se trata en el capítulo 4 del manual con el título; Mecánica del estilo, como subtítulo del capítulo 7; Ejemplos de referencia, incluye todas aquellas pautas específicas que ya mencionamos con anterioridad sobre la gramática, ortografía, etc. … Son muy numerosas, por lo que es habitual recurrir al manual para recordarlas.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here