Lo peor de la crisis en momentos de mayor gasto. La vuelta al cole

El retroceso económico que vive nuestro país desde que comenzara la crisis hace ya más de una década, deja a las familias con un presupuesto cada vez más apretado. Las muchas acciones que se deben afrontar diariamente para el sustento de una familia media española constituyen un esfuerzo titánico que se ve empeorado con la llegada de ciertas fechas del calendario.

Navidades, los meses de verano o la vuelta al cole suponen que han de hacerse verdaderos milagros para pasarlas con cierta dignidad, sin caer en el pesimismo cada vez más acuciante de no hacer todo lo que quisiéramos.

En relación a la vuelta al cole, considerado como uno de los grandes desembolsos económicos del año para la gran mayoría de las familias españolas, se estima que el 84 % de ellas pasan graves apuros para conseguir que sus hijos puedan ir completamente equipados a las clases, y los progenitores afirman que se gastarán entre 100 y 500 euros por hijo.

Afortunadamente, se está dando un aumento importante en la confianza de las familias en la compra online, lo que significa que podrán realizar sus compras de material escolar online, que es donde se localizan webs especializadas como ARTE TINTA Y PAPEL, especializadas en ofrecer material escolar barato y de calidad.

Datos de consumo de las familias para la vuelta al cole

Actualmente, un 66% de 2.500 usuarios que se sometieron a un test de consumo, y que nos da una idea general de los movimientos que se vienen realizando para capear estas fechas de compras obligadas, han cambiado sus hábitos y realizan sus compras en las tiendas online como la mencionada.

El principal motivo de esta tendencia no es otro que el ahorro. El 50 % de estos encuestados asegura que consigue ahorrar al realizar las compras de este modo entre un 10 y un 30 %, pero, eso no es todo, el 30 % dice que consigue ahorrar del 30 al 50 % de lo que gastarían si comprase en los grandes almacenes o en una tienda de barrio. Esto viene a significar nada menos que una cantidad que oscila entre 150 y 250 euros por niño, unas cantidades nada despreciables.

Y es que más de la mitad del presupuesto familiar destinado a cubrir las necesidades se gasta en ropa, calzado y material escolar. Si encontramos sitios online como el referenciado más arriba, el ahorro será más que considerable y nuestros niños seguirán llevando materiales de primera calidad a sus clases.

A rasgos generales y según los datos ofrecidos por la OCU (Organización de Consumidores y Usuarios), cada familia gasta alrededor de 1200 euros por hijo, aunque esto, lógicamente, está supeditado al tipo de centro educativo en el que se escolariza al niño, además del curso que le toque ese año.

De este modo, una matrícula y el gasto total en un colegio público puede llegar hasta los 841 euros, mientras que el coste de un centro concertado asciende a los 1.850 euros, y si hablamos de uno privado podemos superar la cantidad de los 4.000 euros.

También hemos indicado que estas cifras dependerán en gran medida del ciclo educativo que se curse, aunque no es tan determinante. Así, estas cantidades pueden moverse entre los 100 y los 1,400 euros, siendo más costoso un niño en primaria y más económico un muchacho en bachillerato.

El ahorro, por tanto, que depende directamente de las familias, dependerá de las compras que realice y del modo que estas se llevan a cabo. Según los estudios realizados por un famoso comparador de precios, el 68 % de los padres comienza a planificar y a realizar las compras antes del verano.

Esta previsión consigue reducir en gran medida el impacto económico logrando grandes ofertas, que a medida que se acerquen las fechas irán desapareciendo, ayudando ostensiblemente a las familias a que puedan ahorrar.

Igualmente, los expertos aconsejan realizar una lista con todo lo que se necesita, diferenciando entre aquello que obligatorio de otros elementos que son una opción. Estos segundos, al ser menos importantes, se podrán buscar en tiendas de segunda mano o esperar a que salgan ofertas online, incidiendo, de este modo, en el ahorro.

Se debería elaborar un presupuesto lo más aproximado posible por niño, previendo los posibles costes adicionales que pudiera tener a lo largo del año lectivo, incluyendo los pagos fijos de cada mes, como el comedor, las clases extraescolares, el transporte, las actividades deportivas…

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here