El desafío de conectar educación y tecnología en las aulas españolas de hoy

Escuelas Conectadas es el nombre de un nuevo programa del gobierno español que se compromete a llevar banda ancha ultrarrápida de acceso a Internet a más de 16.000 centros escolares públicos y privados entre los años 2016 y 2017. Se trata de un ambicioso proyecto pensado para unir educación y tecnología ya que las nuevas exigencias del mercado laboral y de la vida en sociedad apuntan al uso cada vez más habitual de apps y dispositivos conectados a Internet.

El programa Escuelas Conectadas del gobierno será financiado a través del Fondo Europeo de Desarrollo Regional que aporta 330 millones de euros para los avances en educación y tecnología de este nuevo proyecto. Se espera que con este nuevo proyecto se cambie la realidad educativa de alrededor de 6,5 millones en territorio español, principalmente en zonas aisladas y rurales.

Avances en conectividad

Fuente: Pixabay
Fuente: Pixabay

El programa Escuelas Conectadas, así como otras iniciativas regionales para educación y tecnología demuestran que desde la administración se han dado cuenta de la importancia de avanzar a nivel tecnológico en las aulas. Invertir en educación es, siempre, una forma de mejorar el futuro de las personas, por eso se necesitan cada vez más recursos tecnológicos para preparar a los alumnos en el uso de la red y otras herramientas tecnológicas de última generación.

Reconocer que el presente ya es digital, y que en el futuro se avanza aún más en esa dirección forma parte de una etapa muy importante para la educación en España. Las palabras de Mariano Rajoy al presentar el proyecto fueron muy positivas para los defensores del futuro tecnológico del país, ya que demuestran que en el gobierno hay personas que entienden las nuevas realidades y las mejores formas de responder a estas necesidades.

La nueva realidad en las escuelas

Para hacerse a una idea del avance de los proyectos en educación y tecnología, este año será el primero en que las famosas pruebas PISA se realizarán por ordenador, y además se tomarán en cuenta las competencias cognitivas que son requisito indispensable para el uso efectivo de las tecnologías. Esta modificación de la macro evaluación de la OCDE es solamente uno de los tantos ejemplos de cómo los profesionales en educación empiezan a reconocer la necesidad de renovarse en los parámetros que evalúan de sus alumnos. En España la llegada de las TIC al aula ya no es un privilegio, forma parte de una obligación del estado para con sus miembros. En 2011 los alumnos españoles estaban en el fondo de la lista comparativa europea en lectura digital. El primer estudio de la OCDE en lectura digital consideraba que 23,1% de los estudiantes carecía de las habilidades necesarias para acceder a la totalidad de oportunidades que brinda la nueva era digital.

Esos datos no eran sorpresivos. La presencia de la tecnología en las aulas era más bien nula. Para cambiar esta realidad en educación y tecnología se empieza a realizar un acercamiento diferente hacia las TIC en el aula. Los alumnos tendrán que enfrentarse a diferentes situaciones a lo largo de su vida laboral, desde abrir una cuenta en una red social hasta contestar un correo electrónico o buscar correctamente información en la web para un trabajo de investigación.

Las grandes empresas de tecnología ya son conscientes de las carencias cognitivas de los alumnos españoles y han empezado a señalarlas. El mercado laboral demanda competencias digitales que muchos alumnos de la escuela española hoy por hoy no tienen. Desde el Ministerio de Educación han tomado nota de estos reclamos y han empezado a diseñar planes como Escuelas Conectadas que están llamados a ayudar en la formación de los alumnos en las TIC. La realidad actual requiere que se tomen medidas ya mismo, teniendo en cuenta que el desempleo juvenil alcanza al 55% de los jóvenes.

Escuelas Conectadas, un primer paso

Fuente: La Moncloa
Fuente: La Moncloa

Llevar Internet de velocidad ultrarrápida a las escuelas es un primer paso para mejorar la forma en la que los alumnos aprenden las TICs, pero se quedará corto ya que no es un proyecto que solucione de base las carencias de los alumnos. Los docentes tienen que comprometerse y empezar a diseñar proyectos y herramientas de trabajo que permitan, en el aula, mejorar el conocimiento de ´las nuevas tecnologías y aprovechar este recurso para adquirir las competencias que son básicas para los trabajos de la actualidad.

Un estudio reciente indica que el empleo de recursos tecnológicos fomenta la motivación y la autonomía de los alumnos. Se muestran más interesados en participar en los proyectos de la clase y hay una mayor interacción entre todos los participantes, desde docentes hasta alumnos ya que los proyectos interactivos les permiten trabajar, mostrar sus ideas y todo desde una plataforma que les permite visualizar en tiempo real los cambios propuestos. El futuro de la educación deja de lado las aulas restrictivas y las pizarras y pasa por la colaboración en Internet, el desarrollo de blogs y recursos audiovisuales propios. Lentamente los alumnos españoles empiezan a ver un nuevo futuro en materia de conocimientos de educación y tecnología y con Escuelas Conectadas se plantea darles la posibilidad a los alumnos de 16.000 establecimientos disfrutar de Internet de alta velocidad para poder jugar y aprender con las herramientas que tiene la web sin necesidad de tener que pagar el servicio de Internet en la casa. Seguramente será una medida influyente en el futuro de miles de alumnos que de otra forma no tendrían posibilidad de acceder a la web.

En la escuela se les enseñará y podrán realizar todo tipo de investigaciones sobre otras herramientas y opciones que ofrece Internet. ¿Qué opinas de esta nueva medida del gobierno?

Dejar respuesta