Ser padre no viene con manual de instrucciones y nadie dijo que fuese algo fácil pero no hay que esperar a que los hijos sean adolescentes o mayores de edad para tomar las medidas necesarias de disciplina y así poder encauzar su educación… si esperas mucho será demasiado tarde. Por eso hoy quiero hablarte sobre algunos de los errores de disciplina que cometen los padres en la educación de sus hijos.

El primer error y más común que tienen los padres en cuanto a la disciplina es no dar la atención correcta  a los hijos reforzando así de manera negativa. Por ejemplo cuando los niños no reciben suficiente atención positiva los problemas de conducta saltan, pero si se refuerza negativamente una conducta indeseada prestando más atención a estas conductas que a las buenas sin darnos cuenta estaremos reforzando la mala conducta. Los niños quieren que sus padres les presten atención y les da igual cómo conseguirlo.

disciplina
Fuente: clearlomoorbai29.soup.io

Por este motivo resulta importante que cuando existan rabietas, lloros o conductas inadecuadas reduzcas considerablemente la atención a estas conductas y te limites a reforzar positivamente la conducta cuando se le haya pasado el enfado. Evita las luchas de poder porque si se discute se presta atención, ignora la mala conducta si es algo leve y alaba los buenos comportamientos como ayudar a poner la mesa, esperar para hablar, recoger el dormitorio, etc. Los pequeños logros también son importantes.

Otro de los errores de disciplina que se da a menudo es buscar soluciones únicamente pensando a corto plazo como un castigo para acabar con la conducta indeseada de inmediato, pero a largo plazo esto se puede volver en nuestra contra por lo que es necesario que le enseñes a tu hijo las habilidades necesarias para convertirse en un adulto responsable y no limitarte a sancionarle cuando algo que hace no te parece bien.

¿Cometes alguno de estos dos errores de disciplina? Si es así espero que las estrategias resolutivas que te doy te sirvan de ayuda.

Dejar respuesta