Hoy me gustaría escribir sobre el acoso escolar (bullying), que es un comportamiento agresivo intencional basado en que un grupo abusa de su poder en contra de otro. Esta relación de abuso es repetitiva y se expresa de diferentes formas, abuso físico, verbal, social o a través de Internet.

Fuente: radiosapiens.es
Fuente: radiosapiens.es

La prevención y erradicación del acoso escolar consiste en el compromiso de crear un ambiente donde exista convivencia escolar en vez de exclusión, confrontación o acoso. Se busca entonces crear ambientes escolares seguros, en que los niños puedan progresar social y académicamente sin sentir temor. Para ello es importante considerar medidas en las diferentes dimensiones de la escuela que en su conjunto conforman el colegio donde su hijo estudia: los profesores y personal docente, los padres o tutores y los alumnos.

Personal docente

Si bien el acoso ocurre generalmente en sitios como los baños, el patio de juegos, los pasillos llenos de personas y en el transporte público no es menos cierto e importante considerar que el acoso escolar se da también de manera menos visible cuando se realiza con teléfonos móviles u ordenadores.

Si un profesor observa un caso de intimidación en el aula, debe intervenir inmediatamente para impedirlo, luego debe reportar el incidente e informar a la dirección del establecimiento para que se analicen los hechos, se establezcan las causas y se busque una solución que permita evitar que la situación vuelva a ocurrir. Además deben hacer partícipes a todo el colectivo, incluido padres y tutores, de las actividades llevadas con el fin de erradicar estas conductos, e informarles de todos los sucesos.

Padres

Es fundamental estar atentos al comportamiento diario de sus hijos, observar si han habido cambios últimamente e indagar por las causas de aquello. Deben enseñar a sus hijos a que aprendan a ignorar al acosador y/o crear estrategias enérgicas a fin de manejar la situación. Ayudar a los hijos en la identificación de maestros y amigos que pudieran ayudarlos en caso de ser víctimas de intimidación.

Deben mantenerse informados acerca del acoso cibernético, e inculcar a los hijos que no deben responder mensajes amenazadores, ni tampoco reenviarlos. Mostrarles la importancia que tiene todo tipo de amenaza, y lo esencial que es que no pase ese calvario en silencio.

Alumnos

Si un alumno es víctima de acoso escolar, debe hablar con un adulto de confianza y contarle lo sucedido. Los niños o jóvenes/adolescentes deben recordar que el acoso escolar es inaceptable, y que debe ser resuelto por un adulto.

No sirve responder a la violencia con más violencia, lo que sirve es lograr protegerse de ella y luego arrancarla de raíz; y esto es un esfuerzo que involucra el colegio, las padres o tutores y los alumnos en un esfuerzo común de construir y sostener la convivencia escolar.

Es importante estar siempre acompañado y evitar lugares solitarios o desprotegidos. Si conoce a algún alumno o grupo de alumno que sean acosadores es importante evitar el contacto y estar siempre acompañados en los momentos de interacción con estas personas. Los alumnos deben hablar con sus padres o con algún adulto de confianza con el fin que analicen como proteger a los alumnos resolviendo este tipo de problemas.

La prevención de estas situaciones es vital, pero si se dan casos, es necesario la colaboración de todos, incluidos los compañeros de clase. Por eso para terminar me gustaría poneros una campaña llevada a cabo en Irlanda, donde denuncian el acoso homofóbico. El mensaje es muy bueno, y tenemos que lograr, que los que se sientan diferentes sean los acosadores, y por eso decidan cambiar y no al revés. Espero que os guste.

1 Comentario

Dejar respuesta