El 23 de abril de 1616 fallecían Miguel de Cervantes, William Shakespeare y el Inca Garcilaso de la Vega. También en un 23 de abril nacieron – o murieron – otros escritores eminentes como Maurice Druon, K. Laxness, Vladimir Nabokov, Josep Pla o Manuel Mejía Vallejo. Por este motivo, esta fecha tan simbólica para la literatura universal fue la escogida por la Conferencia General de la UNESCO para rendir un homenaje mundial al libro y sus autores.


Desde 1996 todos los 23 de Abril se celebra el “Día Internacional del Libro y del Derecho de Autor”.

Lo que pretende la UNESCO es alentar a todos, en particular a los más jóvenes, a descubrir el placer de la lectura y respetar la irreemplazable contribución de los creadores al progreso social y cultural.

En Espala se debe destacar que la idea partió desde Cataluña donde es tradicional regalar ese día un libro y una rosa entre parejas y personas queridas. Este día es conocido como Diada de Sant Jordi (Día de San Jorge).

En muchos colegios, institutos y universidades se lleva a cabo en este día un mercadillo, donde se puede encontrar libros más baratos de lo habitual. Así se fomenta el hábito lector entre los más pequeños y jóvenes estudiantes.

Dejar respuesta