Se está acercando el fin del año escolar y los alumnos pueden empezar a mostrarse algo despistados y desganados. Todo un año de actividad puede traducirse en menos ganas de hacer las tareas, mal humor o conductas intempestivas. Si bien todo depende de tipo de personalidad, hemos recopilado algunos consejos para ayudar a transitar la última etapa del año escolar.

Fuente: LaTribuna
Fuente: LaTribuna

Descansa adecuadamente

La mejor forma de rendir adecuadamente es dormir bien. A veces la tensión por los plazos y fechas de entrega nos hace pensar que dejar de dormir una o dos horas ayudará a trabajar mejor sobre ese trabajo que tenemos atrasado. Nada más alejado de la realidad. Preferible estar bien descansado y dar lo mejor antes que funcionar a media máquina.

Metas accesibles

Los alumnos deben pensar en metas que sean alcanzables, no sirve de nada proponerse sorprendentes objetivos a los que no podemos llegar por falta de tiempo. Siempre es preferible saber hasta que punto somos capaces de alcanzar nuestras metas y donde necesitamos ayuda o más tiempo.

Recuerda que falta poco

Es el último esfuerzo, eso da energías para esforzarse un poco más de cara a disfrutar las vacaciones. Si durante todo el año te esforzaste para tener buenas notas, aprobar los exámenes y entregar las tareas, las últimas semanas de esfuerzo tendrán su recompensa.

Comienza por lo importante

No hay que buscar excusas a la hora de estudiar o preparar un trabajo práctico. Siempre hay que empezar por lo más importante y dar lo mejor para saber si estamos en condiciones de terminarlo o si necesitaremos ayuda o más tiempo.

Planifica

No olvides planificar. Cada día debes dedicarle algunos minutos a la planificación de tu día. Revisa que tienes todo el material, organiza los textos a leer y las actividades a realizar. Si lo haces a las apuradas el resultado no será satisfactorio.

Dejar respuesta