Lograr que los niños lean puede ser un gran desafío pero los beneficios son muy numerosos, desde mejoras en las habilidades comunicativas hasta un mejor desarrollo psicológico y afectivo

Fuente:  Pixabay
Fuente: Pixabay

A diferencia de los adultos, fomentar la lectura en los niños es mucho más sencillo, aunque hay que tener constancia. Hay que acostumbrar a los niños a divertirse viviendo aventuras donde hagan volar la imaginación sin tener que recurrir a películas o videos en el ordenador, donde los mensajes están más explícitos.

Ayudar a que los niños lean desde pequeños permitirá a que tengan un mejor rendimiento en la escuela, a que hablen mejor, a utilizar correctamente el vocabulario y mucho más. Grandes escritores han dicho, siempre, que empezaron en la escritura porque amaban leer, así que no hay mejor momento par fomentar la lectura que cuando los niños son pequeños. De grandes podrán disfrutar otras historias y seguir disfrutando del placer de la lectura con temas más específicos, pero para fomentar la lectura hay que aprovechar la inocencia de los pequeños y apuntar a despertar en ellos la curiosidad desde el primer momento.

Impulsando la lectura aún sin saber leer

Un primer consejo para que el niño lea más es acostumbrarlos, aún antes de saber leer, a disfrutar de una buena historia. Compartir con ellos momentos de ocio leyéndoles un cuento es clave para despertar la curiosidad. Para que el niño lea más debe ejercitar la imaginación, y eso se hace a partir de nuevas historias. No importa si todavía no aprendió a leer, puede maravillarse con los dibujos de los cuentos, o con las habilidades de narrativa del adulto. Lo importante es que disfrute las maravillas del cuento y sus posibilidades.

El primer encuentro con el libro

Fuente:  Pixabay
Fuente: Pixabay

Para que un niño lea más hay que evitar que el primer encuentro que haya con un libro sea el de la escuela. Cuando los niños relacionan la lectura solamente con la tarea entonces hay un problema. La idea fija será la de una obligación, un tema tedioso que hay que conocer para rendir bien un examen. Si quieres que el niño lea más hay que inculcar la lectura desde mucho antes, enseñándoles que hay diferentes tipos de libros y que la lectura puede servir para despertar la imaginación, para vivir aventuras increíbles o para conocer más acerca de cómo funcionan diferentes aspectos del mundo.

Elige el momento

No todos los libros son los indicados para fomentar la lectura. Hay que saber en qué etapa de aprendizaje están los chicos antes de recomendarles un libro determinado. Si quieres que un niño lea más tienes que prestar atención a sus gustos y a su personalidad y recomendarles lecturas que puedan resultarles de utilidad.

No lo obligues a leer

No hay nada peor que obligar a alguien a hacer algo que no le gusta. Por más que estemos convencidos de que terminarán amando la lectura, no sirve de nada que los obligues a leer. Si quieres que un niño lea más, no lo obligues. Tiene que hacerlo por su cuenta, sentir que la lectura es una satisfacción.

El libro como un juguete

Fuente:  Pixabay
Fuente: Pixabay

Para que el niño lea más tiene que ver al libro como un juguete, como un espacio de satisfacción y diversión donde podrá pasar horas divirtiéndose. Es importante que los dejemos tocar y sentir los libros, que no los relacionen con algo aburrido y solemne, sino con algo divertido y único.

Dejarlos elegir

Otro consejo para que el niño lea más es dejarlo elegir el libro. Por supuesto que antes tenemos que revisar el vocabulario y la temática para que se adapten a su edad, pero es muy importante que los propios niños sean los que elijan los libros que más los atraen. Cada niño es un mundo, sus gustos pueden ser diferentes, puede escoger un libro de cuentos porque le gusta la portada, porque huele bien, porque se siente bien al tacto, o quizás porque las ilustraciones son llamativas. Tenemos que dejarlos elegir y acompañarlos en la lectura en la medida que ellos lo pidan. Siempre hay que mostrarse interesados y acompañar al pequeño en la lectura, pidiéndole que nos cuente lo que leyó o que nos lea en voz alta si se siente cómodo.

Acompañar con el ejemplo

Los niños imitan lo que ven de sus padres y adultos más cercanos. Si quieres que un niño lea más, y así ayudarlo a ampliar su vocabulario y mejorar su desarrollo psicológico y afectivo, lo mejor que puedes hacer es demostrarle que la lectura divierte sin importar la edad.

Compartan un lugar y un horario de lectura, cuéntense, en la medida de lo posible, lo que leyeron en el día. Disfruten de la lectura y crea la idea de que no tiene porque ser aburrido. La lectura es imaginación, es abrir puertas a nuevos mundos, solamente hay que saber promoverla para que los niños se emocionen y quieran leer más y más.

Consulta en bibliotecas y con expertos

Para que un niño lea más también es importante recibir consejos de personas que saben del tema. Pide consejo en las bibliotecas sobre los libros adecuados para determinada edad, y a personas que sepas que disfrutan la lectura y pueden tener ideas interesantes sobre libros que ayuden a los pequeños.

La lectura fomenta una relación diferente con las personas, pudiendo establecer nuevos temas de conversación, mejorando el vocabulario y la forma en la que nos relacionamos y pensamos. Sea que quieras que un niño lea más, o simplemente para poder divertirse y contar nuevas historias, fomenta la lectura entre los niños y verás que hacen volar su imaginación y se divierten a lo grande, sin ningún tipo de limitaciones en lo que sus mentes pueden crear.

2 Comentarios

Dejar respuesta