Cómo crear un currículo expres

“Tu trabajo ahora es buscar trabajo”. Es una frase que se suele escuchar cuando se acaban los estudios o la primera experiencia laboral y hay que empezar a encauzar la era profesional. El curriculum es lo más importante, pero la relación con esta hoja de vida debe ser dinámica y flexible. Es decir, si se ve una determinada oferta, se tiene que tener la capacidad suficiente como para poder transformarlo y adaptarlo y hacer un currículo exprés destacando la información relevante para esa determinada vacante.

Claramente no siempre se puede andar adaptando a la perfección, pero cuando se identifica una oferta en la que se encaja perfectamente, hay que intentar, por todos los medios, transmitir a través del CV que es así y que no hay una candidatura mejor para el puesto que esa que se está enviando.

Así que, para no perder tiempo pensando en la estructura, aquí recogemos algunas de las secciones que no deben faltar en el CV:

Datos personales. No es tan importante la dirección física – sólo si se vive cerca – , sino más bien el teléfono y el e-mail por que la persona que se encargue del proceso de selección debe tener forma de contactar. Verifica que el móvil está escrito correctamente y que no te has saltado ningún número.

Estudios y formación. Esto es importante cuando se está iniciando. Contar con la formación adecuada para el puesto es el primer paso para poder ser seleccionado.

Experiencia. Cuanto más se avanza en la vida laboral, más importante es y, por ende, debería ir colocado al inicio, justo después de los datos personales y ordenada de la experiencia más reciente, a la más antigua.

Idiomas. El consabido nivel medio – alto de inglés ya es historia. Si tienes algún título, ponlo. Si estás dando clases, ponlo. El nivel medio – alto es tan etéreo que, en los últimos años, se ha convertido en un cajón de sastre donde todo cabe.

Otros datos. Aquí es donde se suele poner el carné de conducir y si se posee un vehículo. Igualmente, también se suele indicar si se tiene disponibilidad geográfica para cambiar de residencia y otra información que se considere de interés y que pueda suponer un plus o marcar una diferencia con respecto al resto de las candidaturas.

Y, como secciones, deberían bastar, ya que no hay que extenderse mucho. Asimismo, es tan importante el contenido como la forma, por lo que se aconseja que los textos estén bien justificados y que usen recursos para facilitar la lectura, como guiones, subrayados, negritas, etc. Los encargados de llevar un proceso de selección, a menudo, reciben tantos CVs que no se pueden parar en el detalle.

La búsqueda de empleo no siempre es fácil, pero no hay que perder la perspectiva y hay que saber que se trata de una situación pasajera hasta que se empiece a rodar en el mundo profesional, entonces, se cogerá carrerilla y cambiar de trabajo siempre costará menos porque se valorará la experiencia y, en muchos casos, también las recomendaciones, ya que hay muchos sectores más pequeños de lo que se piensa.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here