Mochilas escolares, ¿cómo elegir la más adecuada?

Cada día, los niños tienen que llevar una gran cantidad de material a la escuela dentro de sus mochilas. Todo este material acaba dentro de sus mochilas escolares, lo que se traduce en un importante peso para la espalda del pequeño, cuyos huesos todavía están en proceso de formación. Si queremos evitar que el niño sufra dolores tanto en su columna como en sus músculos, es muy importante elegir una mochila adecuada para sus características, una mochila que le proporcione comodidad y seguridad a la hora de realizar sus trayectos diarios a la escuela.

A la hora de elegir su mochila escolar, los niños suelen elegirla en base a criterios de moda o de gustos sobre personajes infantiles, dejando de lado otros criterios tan importantes como la comodidad, la ergonomía o la resistencia. Como pensamos que es muy importante elegir bien la mochila adecuada, hoy os vamos a dejar algunas recomendaciones a la hora de adquirir una nueva.

Tamaño adecuado al niño

A la hora de elegir una mochila, es importante hacerlo en función del tamaño de vuestro hijo. Para ello, se puede seguir la regla de que la mochila no supere la cintura del pequeño una vez colocada a la espalda. Para esta medición, es importante asegurarse de que esta quede bien ubicada a la altura de los hombros, terminando justo antes de la cintura. En el caso de que supere la cintura, se trataría de un modelo demasiado grande para el pequeño.

También es importante elegir una que sea ligera, pero que a la vez sea resistente. Si adquirimos una mochila muy pesada, a la que añadiremos todo el material escolar, tendremos como resultado una mochila muy pesada difícil de llevar para nuestro hijo. Estudios al respecto afirman que el peso de la mochila cargada no debería superar el 10% del peso de los niños.

También te puede interesar:
Ejercicios de verano para niños de primaria

Correas y respaldos acolchados

También es importante fijarnos en las correas que utiliza la mochila elegida. Estas deberían estar acolchadas para ofrecer mayor comodidad además de fuertes para soportar todo el peso de la mochila. Aunque es algo habitual dentro del mundo de las mochilas, no está de más asegurarnos de que sean regulables para adaptarlas a las necesidades de nuestros pequeños.

Si la mochila incorpora un mecanismo de sujeción al pecho y a la cintura, mucho mejor ya que estas permiten mejorar la postura y la posición de la espalda.

Por último, aseguraros de que el respaldo de la mochila también esté acolchado para ofrecer una mayor comodidad.

Compartimentos

Además de servir como reclamo estético, contar con varios compartimentos en la mochila nos ayudará a mejorar la distribución del peso. Debido a esto, es recomendable comprar mochilas que cuenten con dos o más compartimentos. Como recomendación, aquellos objetos más grandes, como libretas o libros, deberían estar ubicado en el respaldo.

Mochilas con ruedas

De un tiempo a esta parte, las mochilas con ruedas se han convertido en opciones perfectas para los más pequeños. Se caracterizan por ser muy cómoda y prácticas, permitiendo llevar peso sin que la espalda sufra ningún tipo de daño. La única pega de este tipo de mochilas está en aquellos casos en los que los niños tienen que subir muchas escaleras, ya que suelen ser más pesadas que las tradicionales.

Como veis, se tratan de sencillas recomendaciones que nos permiten elegir de forma más eficiente la mochila que utilizarán nuestros hijos para ir al colegio.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here