Es cierto que los lunes suelen ser de los días más pesados de la semana, suelen serlo para los que así decidieron, porque por lo general el lunes es solo otro día. Un día posterior a un pequeño descanso de fin de semana, un renovar energías y tomar con entusiasmo el trabajo para lograr tus objetivos, los estudios que te ayudarán a salir adelante y todo aquello que te permita mejorar  como persona y como profesional. Así que es lunes, el momento ideal para pensar en lo que haces para triunfar.

Muchos se quejan de vivir agobiados por el reloj, de no tener suficiente tiempo para hacer esto o aquello, para ocuparse de las cosas que deben realizar para lograr acabar sus estudios con éxito o bien triunfar en el trabajo. Pero ni lo uno ni lo otro llegará a menos que se haga todo lo necesario para lograrlo. Las condiciones que te impiden alcanzar el éxito, no cambiarán, eres tú el que debe esforzarse y adaptarse, ayúdate a ti mismo.

motivacion

Pensar que la familia o el trabajo cambiarán o se adaptarán, para que tú puedas alcanzar tus metas, es un pensamiento que está lejos de la realidad. Eres tú el que debe adaptarse al entorno. Si te queda poco tiempo en el trabajo, tienes que organizarte para tener el tiempo de estudiar o aprender lo que quieres llegar a convertir en la forma de triunfar en tu vida. Si tienes muchos intereses, debes priorizar lo que necesitas para llegar el éxito ¿cómo ayudarte a ti mismo?

Ser realista sobre tus posibilidades y tus proyectos, aunque todo es posible y tú puedes alcanzar todo lo que te propongas, debes tener en cuenta que algunas de tus metas quizá no estén a tu alcance por el momento y debes entonces, concentrarte en aquellas que puedes realizar a corto plazo o para las que realmente te tienes aptitudes. El emprender proyectos inalcanzables no te traerá más que frustración.

Trabaja y esfuerzate en lo que necesitas para triunfar, pensar que el éxito requiere apenas nuestros deseos y “algo” de nuestro esfuerzo, es quizá la peor manera de intentar alcanzarlo. Hay que asumir que debemos sacrificarnos y que por momentos deberemos concentrarnos solamente en ello, que quizá debamos quedarnos en casa cuando desearíamos pasear o que debemos madrugar para estudiar y aprender cuando queremos quedarnos a dormir. Triunfar requiere un constante de esfuerzo y su cuota de sacrificio, pero vale la pena.

Planifica, innova y siempre sigue adelante, quizá te encuentres con algunos cambios en tu plan para alcanzar el éxito, eso no debe representar un renunciar; siempre debes intentar, ¿hay que esforzarse más? ¿hay que reinventarse? se hace, se intenta de nuevo, se cambia de rumbo sin abandonar el proyecto de triunfar. El secreto está en jamás abandonar, sino más bien innovar en lo que va cambiando para no dejar el camino hacia el éxito.

Asume la soledad de trabajar y alcanzar el éxito, aunque la familia y la pareja te apoyen y se entusiasmen con tus deseos de profesionalizarte más, de intentar otra carrera o de emprender un negocio o lo que sea que tienes en mente, realmente eres tú en solitario quien lo logrará. Debes mantenerte firme en lo que quieres e ir contra viento y marea, porque se presentarán muchas ocasiones en que te sentirás falto de apoyo, así que comienza a asumirlo, tú estás solo en el camino a triunfar solo puedes motivarte y ocuparte por ti mismo.

El éxito logrado no es un lugar a donde llegamos y debemos despreocuparnos del asunto.  Hay que seguir trabajando cada día para mantenerse al día, conservar el éxito quizá sea aún más duro que el camino a lograrlo pero insistimos, todo vale la pena por alcanzar aquello que realmente te motiva en la vida.

Así que además de aprender esto o aquello, debes tener presente cada día que triunfar en la vida implica tener siempre en cuenta estos detalles. No se hace el éxito de la noche a la mañana a menos que te ganes la lotería…triunfar en la vida es algo que puedes lograr con solo intentarlo pero intentarlo bien.

Pero…en ese camino hacia tus principales objetivos, te habrás ayudado a ti mismo, a ser más sincero respecto de lo que puedes y necesitas para triunfar, te habrás ayudado a ti mismo para ser mejor no solo para alcanzar el éxito sino para llevar el día a día, después de todo el camino al éxito es un renovarse cada momento…intentarlo cada día.

Imagen: Pinterest

Dejar respuesta