La dislexia: ¿Qué es? ¿cómo detectarla? y ejercicios buenos para este trastorno

La dislexia es un trastorno del aprendizaje que afecta a entre un 10% y un 15% de la población. Si quieres saber un poco más a cerca de ella, sigue leyendo.

¿Qué es la dislexia?

La dislexia
Fuente: psikolojideuzmanlik

Se trata de un trastorno específico del aprendizaje de la lectura y escritura, de origen neurobiológico, crónico y con un componente hereditario significativo.

La dislexia perdura durante toda la vida de la persona afectada, si bien es en la etapa escolar donde el impacto es mayor. Con una pronta detección y una serie de ejercicios específicos, podremos corregirla de forma importante.

El principal problema de este trastorno neurobiológico se da en la infancia ya que, en nuestro país la educación se basa en la lecto-escritura.

Algo que debemos tener muy presente es que este trastorno no es debido a un déficit en el cociente intelectual ni a problemas visuales ni auditivos sino que parece tener como origen una alteración en el neurodesarrollo.

La dislexia: signos que pueden indicar que una persona tiene dislexia

La dislexia
Fuente: healthxchange

El niño/a afectado muestra un desarrollo normal y una inteligencia propia de su edad, pero tiene grandes dificultades a la hora de aprender a leer y a escribir. Otros aprendizajes generales puede aprenderlos sin mayor dificultad, el problema se presenta solo al leer y escribir.

A la hora de leer el niños/a puede mostrar múltiples errores, como: omisiones de letras, sustituciones, adiciones de otras letras, inversiones de las mismas o rotaciones (leer /b/ en vez de /d/).

La lectura, en niños con dislexia, no es fluida. En muchas ocasiones escucharemos hablar de forma silábica o vacilante. También escucharemos algunas repeticiones o una velocidad baja. Además, estos niños tendrán problemas para comprender lo que ha leído.

Los niños con dislexia tienen problemas de escritura, al igual que de lectura. Algunos de estos problemas son errores, como: sustituciones, adiciones, omitir letrass, invertir y rotar, unir o fragmentar palabras, etc,.

También observaremos una gran dificultad para acatar las normas ortográficas, por lo que se suelen comenter más errores en la escritura. Los cambios de consonantes como la /j/ por la /g/ o la /b/ por la /v/; la omisión de signos de puntuación, acentos y mayúsculas, son propios de este trastorno.

Los niños con dislexia suelen mostrar problemas a la hora de expresar sus ideas por escrito y pueden mostrar una pobre sintaxis. Los resúmenes, desarrollos o la sintetización de ideas, serán complicadas. Sin embargo, el aprendizaje por medio de una herramienta visual se integra mucho mejor que a través de las palabras.

Otro de los signos qaue puede indicar que el menor tenga dislexia, es tener dificultades a la hora de encontrar palabras que comiencen con una letra determinada. Estos niños pueden presentar un vocabulario más bajo de lo que se espera.

También puede verse algunas dificultades en la secuenciación, como: aprender tablas de multiplicar, los meses, las horas del reloj; o en la organización de tareas.

Las personas con dislexia pueden tener buena memoria a largo plazo, pero presentan olvidos de información de trabajo. No suelen tener facilidad para adaptarse a los cambios.

También te puede interesar:
5 películas basadas en la figura del docente

Algunas personas con dislexia pueden tener dificultades en la motricidad gruesa, fina y en la coordinación de movimientos y en el equilibrio. Pueden tener problemas de atención importantes, siendo fácil la distracción y difícil el seguimiento de normas y órdenes complejas.

¿Cómo puede afectar emocionalmente la dislexia a las personas?

La dislexia
Fuente: patrasevents

Las personas con dislexia pueden verse emocionalmente afectadas, debido al estrés en el que viven el cual supone enfrentarse de forma contuada a tareas donde se evidencia el problema del aprendizaje.

Muchas de estas personas no saben que tienen dislexia, por ello estos problemas de aprendizaje se suelen achacar a la inteligencia de la propia persona.

Sentirse inferiores a otras personas y con una baja inteligencia, hacen que la autoestima quede tocada y que surjan problemas como ansiedad, depresión, alimentarios, problemas de sueño o de conducta, entre otras cosas. En muchas ocasiones, los niños para evitar esta angustia pueden mostrar mecanismos de evitación, como no querer hacer los deberes, mentir sobre los trabajos o las notas, etc.

La detección precoz de la dislexia

La dislexia
Fuente: opticamayor

Si tu hijo comparte algunos o muchos de los signos, explicados anteriormente, y crees que puede tener dislexia, es importante llevarlo a un profesional. Es esencial buscar a un especialista que confirme o descarte el problema. También es de vital importancia avisar al colegio donde se encuentre el niño, de los problemas que estás observando.

Una detección precoz de este problema es vital para evitar otros trastornos en el menor y para corregir la propia dislexia. De esta manera evitaremos las seculeas emocionales que puedan derivar y que afecten en una edad adulta.

Detectando de forma temprana este problema, reduciremos la gravedad del trastorno y así evitaremos las consecuencias emocionalmente asociadas con el mismo.

La dislexia: ¿Qué tipo de ejercicios didácticos podemos ofrecer?

La dislexia
Fuente: nonamealms6

Una vez que se ha diagnosticado la dislexia en el niño/a, este recibirá ayuda de un especialista con una terapia asociada para mejorar el aprendizaje. El tratamiento debe incluir un programa de estimulación cognitiva.

Los niños y niñas que padecen diselxia suelen aprender mucho mejor, o de forma más satisfactoria, con técnicas y estratégias de estudio con poco contenido verbal y mucho visual. Por este motivo, las imágenes, los mapas conceptuales, los esquemas y fichas les van muy bien. Incluye los ordenadores y las nuevas tecnologías ya que son herramientas que nos pueden ayudar en gran medida.

Los siguientes ejercicios pueden ayudar mucho:

  • Escribe dos columnas con palabras reales e inventadas, para que el niño señale estas últimas. También se puede hacer del revés, señalando cuál es la que está bien escrita.
  • Identificar una palabra o pseudopalabra entre un conjunto de ellas. en un pequeño texto o párrafo.
  • Formar palabras: El niño debe seleccionar cada letra en el orden correspondiente para formar una palabra.
  • Encontrar las palabras que tengan las letras indicadas. Ideal para trabajar la atención selectiva.
  • Letras desordenadas: Esta actividad consiste en ordenar las letras que aparecen para formar una palabra. Perfecto para trabajar el vocabulario y la memoria de trabajo.

¿Te ha sido de utilidad este artículo sobre la dislexia? ¿Buscas clases particulares online? ¿Buscas cuentos infantiles clásicos? ¿Necesitas películas para aprender inglés?

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here