Ganar no es el único fin que debe motivarte

Cuando pensamos en alcanzar todos los objetivos que nos proponemos, lo más claro que tenemos es la idea de que debemos triunfar en ello. Sin tener en cuenta que pese a tus esfuerzos pueden ocurrir contrariedades que te impidan lograrlo, pero que no debes asumir como fracasos, porque en el camino a alcanzar lo que quieres lograr en la vida, cuando fracasas, realmente no debes dar nada por perdido porque siempre se aprende. Aprendes para intentarlo de nuevo, para seguir adelante.

El fracaso también es una forma de alcanzar el éxito

No todo mundo ha tenido suerte,  aún cuando tenga en sus manos lo que se necesita para triunfar. Eso explica por qué muchos profesionales en una generación, que seguro tú lo has escuchado también, es una de las más preparadas, no tienen empleo o se encuentran pensando en cambiar de carrera. Es simple, la meta está allí, lo sueños abrigados aún existen, pero el entorno de un mundo sumido en la crisis lo hace difícil.

amanecer

Alcanzar el éxito es cuesta arriba, pero esto no debe hacer renunciar a nadie, debe convertirse en un aprendizaje, hay que innovarse y tomar nuevas decisiones, quizá valga la pena postergar un poco un sueño largamente abrigado, pero renunciar jamás. Quizá hay que tomar nuevas decisiones, hacer cambios drásticos, pero se puede seguir adelante, adaptándose al medio, intentando cada día.

Aprende de la adversidad, de tus errores y de las circunstancias

Cuando las cosas van mal podemos sentirnos defraudados y hasta tentados a dejar de luchar, pero siempre debemos tener en cuenta que solamente nosotros podemos tomar la acertada decisión de seguir adelante, contra viento y marea. Las cosas pueden tardar pero en algún momento se encaminan, siempre si estás dispuesto a hacer un esfuerzo más. Aprender de las circunstancias que te son adversas y adaptarte a las mismas.

Aprender de los errores cometidos, puede que muchos no sean por decisión personal, no te has equivocado de carrera ni siquiera tienes la culpa de no encontrar el empleo que soñaste. Tu error puede ser pensar que has fracasado y que no vale la pena intentarlo, negarte a tomar decisiones de cambio, aprende que tienes la ventaja de poder mejorar lo que pasa, porque siempre puedes seguir adelante.

Aprende a sacar provecho de las circunstancias, quizá debas emplearte en algo que no corresponde a tu profesión, puede ser que tengas que aprender algo nuevo y hasta alejarte de quienes te rodean en aras de triunfar. Esto no es un fracaso es un camino a aprender a tomar ventaja de aquello con lo que se puede contar,  no sabes si lo que no estaba entre tus planes puede convertirse en el éxito que has esperado, que llega por otro camino, en otro momento y en otras circunstancias.

Aprende que a veces se gana y a veces se pierde, que a veces todo marcha de maravillas y que también hay tiempos en que pareces ir siempre camino al fracaso, y que siempre podrás empeñarte y sobretodo aprende, que siempre aunque parezca difícil debes ver hacia adelante…

Imagen: Pinterest

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here