Una oportunidad de formación remunerada

Formarse es esencial para labrarse un futuro profesional bien remunerado, pero en ocasiones, resulta imposible. Y es que, llegada una edad, cuando se es independiente económicamente, se necesita dedicar tiempo a generar una entrada de ingresos que puede impedir tener tiempo para estudiar. No obstante, todavía en estas circunstancias en las que se necesita una cierta cantidad de dinero periódico, se puede optar a formarse para labrarse una carrera profesional. Se trata de buscar empresas que posibiliten formarse al mismo tiempo que recibir una ayuda económica. De este modo, mientras los participantes acceden a la formación del programa estarán recibiendo un incentivo lo que les posibilitará mantener una calidad de vida. Las ventajas son numerosas tanto para los participantes como para las compañías que ofrecen esta oportunidad

En el mundo empresarial se tiene cada vez más en cuenta las cualidades de los trabajadores para el puesto a desarrollar, incluso por encima de la formación reglada que hayan recibido. De qué les sirve a los empresarios contar con profesionales que han pasado cuatro años en un entorno universitario si no han recibido ningún tipo de formación práctica. La formación teórica por sí sola no es suficiente para el entorno laboral hoy en día.

La experiencia tiene cada vez un mayor peso a la hora de elegir a los profesionales. Tanto es así que son las propias empresas las que están lanzando programas de formación remunerados para hacerse con una plantilla válida, que tenga unos conocimientos mucho más prácticos para el ejercicio de sus labores diarias. Efectivamente, al fin se han dado cuenta de que la mejor forma de que los profesionales desarrollen bien su trabajo es formándolos ellos mismo bajo sus propios criterios.

Cómo hacerse agente de seguros

Los programas de formación con incentivos económicos ayudan a los participantes a mantenerse durante el periodo de estudios y, al mismo tiempo, les ofrece la oportunidad de crecer. En su periodo formativo ya están inmersos en un proyecto y pueden quedarse a formar parte del él una vez finalizado el aprendizaje, lo cual supone un gran aliciente para terminar la formación con éxito. Un ejemplo de este tipo de oferta formativa la ha lanzado una prestigiosa empresa de seguros.

Aquellos interesados en esta profesión se habrán preguntado, en más de una ocasión, como hacerse agente de seguros, cuáles son los estudios que hay que tener para abrirse paso en el negocio de la mediación de seguros. Sin lugar a dudas, el mejor aprendizaje es el que se lleva a cabo en base a la experiencia, y eso es lo que ofrece la popular compañía Seguros Catalana Occidente.

Esta organización mantiene un plan formativo en el que los participantes se encuentran trabajando desde el primer día en su nueva profesión. El alumnado recibe todos los conocimientos y el apoyo técnico necesario para poder desarrollarse con éxito, trabajando codo con codo con los supervisores y demás equipo para lograr alcanzar los incentivos. El objetivo final, una vez acabada la formación, es que el participante se haya convertido en un agente de seguros y pueda dirigir su propia oficina de agencia si ese es su deseo.

También te puede interesar:
Ciudadanos por la Educación Pública

Estas iniciativas son oportunidades a nivel formativo y profesional muy apreciadas, pues no son muchos los proyectos en los que uno se puede inscribir para formarse y recibir una compensación económica, desde el primer día, gracias a su esfuerzo y dedicación.

El periodo de formación de este programa para hacerse agente de seguros es de siete años, que puede parecer largo, pero si se tiene en cuenta que desde el primer momento se tendrá un trabajo y se irá creciendo, paulatinamente, en autonomía e ingresos, pues ya no parece tan extenso. No hay que olvidar en que en los estudios universitarios no solo se pasan cuatro años, como mínimo, sin recibir dinero, sino que además hay que afrontar los gastos propios de esta educación. Y al final, una vez completados los estudios, no se ha dado ni un paso en el terreno laboral, no se tiene experiencia y hay que empezar desde cero, buscando que alguna compañía ofrezca alguna oportunidad.

Principales ventajas de la formación remunerada

Está demostrado que se aprende mejor cuando existen aplicaciones prácticas.

¿Existen otros métodos de aprender, de un modo más dirigido al entorno laboral, que ofrezca oportunidades de futuro? Sí, se trata de la formación remunerada que ofrecen algunas empresas. Los participantes se benefician de un proceso formativo orientado a la que será la actividad profesional que van a desarrollar, con incentivos económicos desde el primer momento.

Las principales ventajas para los participantes es que les ofrece la oportunidad de formarse mientras trabajan. Además, al aprender en un contexto empresarial, su preparación es mucho más integral y realmente finalizan el programa con los conocimientos suficientes para desarrollar sus tareas con eficiencia. Las ventajas para la empresa no son menores. Por un lado, contará con profesionales mejor preparados, más cualificados, que han sido formados exactamente para las tareas que van a desarrollar y siguiendo la metodología y los valores propios de cada compañía. De esta forma, ven que sus profesionales están mejor formados y mejora la productividad y la competitividad de la empresa.  Así mismo, adquieren un mayor compromiso, están más motivados y son más fieles a la organización.

Ir arriba