Un consorcio internacional repensará cómo mejorar la FP en un mundo profesional cada vez más digital

La transformación digital está remodelando la sociedad, el mercado laboral y el futuro de la economía. Ante esta situación, los sistemas de educación y formación profesional (FP) se enfrentan al reto de repensar y adaptar las metodologías docentes a las necesidades de las empresas en el entorno digital. En este contexto, la UOC participa en el proyecto Erasmus+ Deal with Digital Work-Based Learning (D-WBL), un nuevo consorcio internacional que reúne ocho socios de cinco países europeos, entre universidades, empresas y centros de formación profesional, con el objetivo de mejorar y hacer más accesibles las experiencias de aprendizaje basado en el trabajo mediante herramientas digitales. La iniciativa, de tres años de duración, culminará con una guía de buenas prácticas con el diseño de un innovador curso en línea para ayudar a los educadores de FP a utilizar enfoques pedagógicos más efectivos y diseñar experiencias de este tipo de aprendizaje.

«Todos aquellos proyectos que apuestan por la digitalización son estratégicos y relevantes. El proceso de digitalización que se está impulsando más que nunca desde las instituciones europeas, añadido a las dinámicas complejas y cambiantes del mundo laboral, hace que un proyecto que combina ambos ejes sea capital para intentar mejorar la FP en un mundo profesional cada vez más digital», explican Albert Sangrà, catedrático de Educación de la UOC, y Teresa Romeu, profesora de los Estudios de Psicología y Ciencias de la Educación, ambos investigadores del grupo de investigación Edul@b que forman parte del proyecto. La también profesora e investigadora principal de Edul@b, Montse Guitert, y el técnico de investigación, Pablo Baztán, completan el equipo de la UOC en el proyecto.

En el consorcio también participan las instituciones Escuela Superior Dual de Baden-Wurtemberg(DHBW) (Alemania), la Universidad de Ciencias Aplicadas dePanevėžys (Lituania), Hanse-Parlament (Alemania), IPOSZ (Hungría), CIS (Italia) y SFC – Sistemi Formativi Confindustria (Italia), que lidera el proyecto.

Generar una nueva cultura digital

El nuevo proyecto se centra en el aprendizaje digital basado en el trabajo, que se define como el apoyo digital, la provisión y mejora de experiencias prácticas en un contexto profesional para el desarrollo de conocimientos y habilidades, así como la integración de la teoría y la práctica. «Esta integración de la teoría y la práctica es una forma de enfocar la formación para el trabajo en la que podemos meter diferentes metodologías», explica la investigadora.

«Así» —sigue—, «para cada tipo de contexto, dependiendo, por ejemplo, del tipo de formación o de las características de los aprendices, puede trabajarse con aprendizaje basado en proyectosaprendizaje basado en retos y otras metodologías que han demostrado ser muy eficientes para ayudar a lograr los retos que el mundo laboral actual presenta», destaca.

A partir de este tipo de metodologías, el proyecto trata de impulsar la adquisición por parte de los formadores de competencias específicas para el entorno digital. En este sentido, los investigadores señalan retos como «generar una cultura digital que pueda romper con las barreras de la costumbre analógica, por ejemplo, con las grandes ventajas del trabajo en colaboración asíncrono», o como el reto de superar las barreras de aquellas disciplinas en las que «la destreza manual es fundamental, donde el campo de la simulación y la realidad aumentada tienen mucho campo por recorrer». 

También te puede interesar:
Becas de investigación periodística sobre violencia hacia mujeres, niñas y adolescentes en el Uruguay

Con estos objetivos se creará una lista de competencias y soft skills (habilidades socioemocionales) y también se definirá un plan para mejorar la capacidad de los formadores de FP para diseñar, impartir, evaluar y certificar cursos semipresenciales.

Guía de buenas prácticas con experiencias internacionales 

El primer paso del proyecto consiste en el desarrollo de una guía de buenas prácticas, que lidera el equipo de la UOC. «Para crear la guía hemos recopilado, de los varios países participantes, ejemplos de buenas prácticas y los criterios para considerar una práctica como buena. El análisis de esta información, además de la revisión de la literatura, nos ha ayudado a dotar de contenido teórico y práctico la guía, que hemos completado con la creación de una herramienta para evaluar las prácticas de FP«, explican. 

Para completar la guía, también se han diseñado siete grupos de discusión —realizados en los diferentes países de procedencia de los socios del proyecto—, formados por profesores, personal de administración o gobierno y estudiantes de centros de formación profesional. «La participación del estudiantado ha sido clave desde el inicio en el desarrollo de los grupos de discusión (focus groups), que han servido para recopilar las opiniones y experiencias de los diferentes actores involucrados en la FP y que han dotado la guía de contenido contextualizado», destacan los investigadores, que también han agradecido la colaboración del estudiantado y el profesorado del Centro de Estudios Stucom y de Jesuïtes Educació durante este proceso.

Un curso potenciado con tecnologías innovadoras

A partir de los resultados de la guía se diseñará el curso Deal with Digital Work-Based Learning en el marco de una innovadora plataforma cross-media, que quiere ir más allá de los estándares actuales utilizando tecnologías como la realidad virtual. «El proyecto está dirigido a formadores y otras personas que puedan estar interesadas, como empresarios o personal de gestión y administración», detallan los investigadores. 

Sobre el contenido del curso, a pesar de que todavía se encuentra en una fase muy incipiente, los investigadores avanzan que estará enfocado a «potenciar el uso de simuladores, la realidad aumentada y el desarrollo de las llamadas future skills«. 

Transferencia a los jóvenes que no trabajan ni estudian

Por otro lado, aunque el curso no está dirigido a los estudiantes, otro de los resultados previstos es la elaboración de un paquete de herramientas para implementar el curso D-WBL para la formación de los estudiantes de FP, con el objetivo de garantizar la transferibilidad y sostenibilidad del proyecto. Esta herramienta tendrá el formato de un curso acreditado en línea y también estará dirigida a jóvenes que se encuentran en una situación de no trabajo ni estudio (NEET, según el acrónimo en inglés). «La propuesta, entonces, es dar también una certificación de logro personalizada, de tal forma que ayude a este colectivo NEET a conocer una nueva manera de aprender y le dé una oportunidad de acceso al mundo laboral«, concluyen los investigadores. 

Nota de prensa UOC

Últimos artículos

Scroll al inicio