Malos datos para las personas con estudios superiores, ya que el 14% de los parados españoles pertenecen a esta categoría, dato que supera por tres la media de la OCDE.

Fuente: publico.es
Fuente: publico.es

Así lo ha presentado la OCDE en  el informe “Panorama de la Educación 2014”, un estudio que muestra la empleablidad de los ciudadanos en función de su nivel de estudios. La principal conclusión que puede extraerse es que, la crisis en el Estado español, provoca que una titulación superior no garantice encontrar empleo.

La tasa de paro de los universitarios y con Formación Profesional superior asciende al 14%, mientras que la media de la OCDE es del 5%. El problema se agrava en las personas con menos formación; así, mientras que el nivel de desempleo de las personas que no tienen la ESO en el resto de países es del 13,6%, en España alcanza el 30%.

España sigue ocupando los primeros puestos de la cola en cuanto al abandono prematuro del sistema educativo, pero los datos de los últimos años muestran una leve mejoría. El estudio de la OCDE, en el 2012 el 86% de los jóvenes de 15 a 19 años estaban estudiado, así como el 28% de los veinteañeros, frente al 81% y el 21% respectivamente de 2008. Sin embargo, la OCDE recuerda a España que es uno de los seis países -junto a Chile, Italia, México, Portugal y Turquía- donde menos de 6 de cada 10 alumnos ha superado como mínimo el bachillerato o la FP.

Una pena para los estudiantes españoles, pero también una motivación para seguir esforzándose, y seguir formándose. El ser humano por naturaleza se tiene que adaptar al entorno y esta situación no iba a ser menos. Seguir o quedarse por el camino, las oportunidades para formarse y no parar son muchas, cursos Mooc, aprender idiomas, o en escuelas o incluso apps de las que hablamos aquí, y todo tipo de aprendizaje.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here