Sordera infantil ¿sabes si tu hijo escucha bien?

Recientemente  se ha celebrado, el Día Internacional de la Audición. Un día que se destina a actividades de divulgación,  que permitan enviar un mensaje de reflexión a la sociedad, sobre la gran importancia de la salud auditiva, de la que carecen más de 360 millones de personas en el mundo. Un número preocupante del que se desprende que 32 millones de menores de 15 años, no escuchan bien.

Una situación que debe ser muy tomada en cuenta, no solo por las autoridades de los países del mundo, a modo de proveer las condiciones sanitarias que permitan, a todas las personas acceder a servicios de salud que prevengan y traten esta pérdida de audición.  Los audífonos son una alternativa de éxito en los adultos que pierden la audición por la edad, pero también para niños y adultos existe la posibilidad, según sea el caso, de mejorar la audición con esos audífonos. Lamentablemente,  en el mundo pocas personas,  menos  de 1 de cada 40, disfruta de esta solución.

sordera infantil

Como hemos dicho, éste es un problema de salud, pero también hay que decirlo que tiene efectos . Por ello, es muy importante que padres y maestros observen en casa y la escuela a los niños, para detectar aquellas situaciones que  nos hablan de un problema de audición. Aunque detectar la falta de audición es algo que debemos hacer desde que el niño nace, en muchos casos, los síntomas de mala audición en un niño, se detectan más adelante.

Cómo saber si tu hijo no oye bien, cuando nos damos cuenta que  pronuncia mal algunos fonemas, tiene problemas de aprendizaje, se distrae con facilidad, o habla muy fuerte o muy despacio. Ante uno o varios de estos síntomas, ante la más leve sospecha de mala audición, hay que consultar al médico que será quien nos guíe por la mejor forma de corregir esta deficiencia o bien apoyarle.

El avance en el campo de la salud y la tecnología, permite que hoy en día, se cuenten con muchas formas de diagnóstico de la audición, para bebés y niños. La pérdida total o la falta de audición congénita, o la audición parcial son condiciones de salud que hoy en día, cuentan con muchas formas de corrección, así como de apoyo para los niños en el hogar, la escuela y la vida en general. La sordera infantil, debe tenerse en cuenta y consultar al médico para descartar la misma,  cuando existen antecedentes familiares.

Síntomas de deficiencia auditiva, que son fáciles de detectar en casa y la escuela, los niños se retraen y también son muy tranquilos, la falta de audición, les hace en alguna medida aislarse. Por ello puede estar como ausente aunque alrededor jueguen o hagan ruidos. No responde al sonido de la voz de sus padres y hermanos, el ruido de un coche, el timbre, los ruidos sorpresivos como cuando se cae de repente.

Por la deficiencia auditiva, los niños pueden no imitar sonidos, no responder a su nombre, y si la misma no es una sordera progresiva que va desarrollando el niño con el tiempo sino una que se presenta en la primera edad, podrá darse el caso de que el niño no hable, y que al pasar de tres años desconozca totalmente expresarse.  En la etapa escolar es cuando más se detectan casos de sordera infantil.

Esto porque el niño puede presentar problemas de pronunciación, lenguaje que no se ha desarrollado totalmente, falta de concentración, problemas para seguir instrucciones y todo ello da como resultado un deficiente aprovechamiento escolar, que en muchos casos, erróneamente se piensan son otra cosa y no sordera. También es importante recordar, que puede haber sordera temporal resultado de algunas condiciones de salud. Lo mejor, visitar al especialista.

Imagen: Comarca Joven

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here