La Prueba de Acceso a la Universidad (PAU) que como todos saben,  incluye un examen oral de lengua extranjera,  estaba previsto que se realizase este año, pero el Ministerio de Educación quiere que la prueba se aplace dos cursos,  hasta el curso 2013-2014. De ser así se prepararía un Real Decreto que norme el mismo y se sometería al conocimiento de los rectores de las  79 universidades españolas. La prueba se considera relevante para evaluar la comprensión,  oral y lectora y la expresión oral y escrita del alumno».

Aunque todo parecía estar listo se han detectado dificultades de implantación de la prueba oral del tercer ejercicio de lengua extranjera, tanto por el nivel de complejidad organizativa que supone, derivado de la necesaria ampliación del número de miembros de los tribunales para la prueba oral, como por la necesidad de elaborar un protocolo de actuación que permita garantizar la objetividad en la evaluación y los derechos que asisten al alumnado en referencia a dicha prueba.

La PAU, conocida como Selectividad, es un modelo evaluativo que se ha ido cambiando sobre la marcha pero el que requiere modificaciones y mejoras que se hagan paso a paso para que la prueba se constituya en una herramienta realmente aprovechable para todos los estudiantes y profesores, y es por ello que el retraso sería tomado depurar los detalles y someter de nuevo a aprobación de los rectores y ponerla en marcha de una manera que resulte realmente provechosa para alumnado y maestros.

estudiante

El número de alumnos que se presentan a la prueba de acceso a la universidad ha aumentado en los últimos años. Sólo el año pasado un total de 271.499 estudiantes hicieron los exámenes, según datos del Instituto Nacional de Estadística, de los que el 91,5 por ciento aprobó. Aunque ahora habrá que esperar la implantación definitiva.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here