Volver a estudiar después de haber pasado una buena etapa de tu vida sin hacerlo es algo muy serio que se debe tomar en consideración para no errar en la decisión de volver a retomar tu vida como estudiante. ¿Estás pensando en volver a estudiar? Entonces tendrás que hacerte algunas preguntas que te ayudarán a reflexionar sobre este asunto. Sé honesto contigo mismo y responde a las siguientes preguntas con sinceridad.

A continuación te voy a presentar las preguntas que más me rondaron a mí la cabeza cuando volví a retomar mis estudios para conseguir mi licenciatura en Psicopedagogía. ¡Toma nota!

¿Por qué quieres volver a estudiar?

¿Qué es lo que te motiva para volver a estudiar? ¿Es porque necesitas un título para poder conseguir un mejor trabajo? ¿Lo haces porque estás aburrido o porque realmente te motiva y te gustaría?

¿Podrás pagarlo?

No nos engañemos, estudiar está muy bien pero cuesta dinero cuando te matriculas para conseguir un título por lo que debes valorar el dinero y el presupuesto del que dispones. Averigua el dinero que necesitarás para tus estudios, si lo tienes o si puedes conseguirlo de algún modo como subvenciones o ayudas a estudiantes. ¿Realmente te vale la pena gastarte todo este dinero?

estudiar de nuevo
Fuente: blog.occeducacion.com

¿Es el momento adecuado para hacerlo?

También tendrás que valorar el momento de tu vida donde te encuentras ahora mismo, es decir la vida te exigirá cosas diferentes en las diferentes etapas en la que te encuentres. ¿Es ahora un buen momento? ¿Tienes tiempo suficiente para poder compaginar tus estudios, con el trabajo, la familia y el ocio? Si decides volver a estudiar es muy probable que necesites renunciar a algunas cosas para poder sacar tiempo para dedicarle al estudio de forma exclusiva.

Si después de responder a estar preguntas sigues con la certeza de que quieres volver a estudiar, sólo tendrás que ver que tienes el apoyo necesario para cuando no puedas dedicarte a algunos quehaceres de tu vida, como por ejemplo cuidar a los niños mientras acudes a la escuela. Por lo demás… ¡sólo tienes que tener fuerza de voluntad! ¡Ánimo!

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here