OCDE aplaude las mejoras en Formación Profesional de España

La OCDE felicita al gobierno español por las reformas tendientes a mejorar la Formación Profesional

Fuente:  Fuente:  Jorge Macri
Fuente: Fuente: Jorge Macri

La secretaria de Estado de Educación, Formación Profesional y Universidades, Montserrat Gomendio, y el Jefe de Proyecto de Evaluaciones de los Sistemas de Formación Profesional de la OCDE, Simon Field, presentaron una síntesis del más reciente estudio de la OCDE “Skills beyond school” (Competencias más allá de la escuela), con distintas reflexiones y análisis acerca de los programas de Formación Profesional en diferentes países y las mejores prácticas en un objetivo tan importante para la mejora general de la educación de adolescentes y adultos.

En la nota correspondiente a España, la OCDE aplaude las diferentes reformas y cambios que se han incorporado a la Formación Profesional desde la introducción de la FP Básica que en primer año ya cursan 34.684 alumnos, sí como la llamada Formación Profesional Dual que combina tanto trabajo como aprendizaje en la escuela para mejorar la calidad de los alumnos.

Uno de los puntos que resalta el trabajo de la OCDE es la infravaloración de la Formación Profesional y la educación post secundaria pese a que las previsiones de empleo indican que en 2020 dos tercios del crecimiento en empleos estará relacionado con las categorías técnicas y profesionales, las más vinculadas con la Formación Profesional postsecundaria.

Los datos de Eurostat que se corresponden con el tercer trimestre de 2014, en España el 44% de las personas ente 15 y 65 años tiene un nivel de cualificación bajo, mientras que la media para Europa es de 27%. Los porcentajes de educación media son de 23,95% en España, 46,71% en la Unión Europea, y en enseñanza terciaria hay una mejora importante, con España alcanzando un nivel de 31% por sobre la media europea que es de 28%.

Los datos del informe de la OCDE permiten vislumbrar un cambio posible en los niveles de educación media con el fin de reducir la brecha y lograr que más personas adquieran un nivel mayor de educación. Un mayor número de personas adquiriendo niveles medios de formación mejorará su calidad de vida, aumentando su cualificación y también su empleabilidad dado que cada vez se requieren más trabajos con formación específica.

Los titulados en Formación Profesional

En España el número de titulados en Formación Profesional está por debajo de la media de los países miembros de la OCDE, 33,3% contra 39% y por debajo de la media de los 12 países de la OCDE que pertenecen a la Unión Europea que alcanzan un 46,1% de Formación Profesional de media.

Sin embargo las noticias son buenas porque por lo visto las medidas que está implementando el gobierno español apuntan al crecimiento de la matrícula. Desde 2007 en adelante la matriculación ha ido en ascenso y si se compara el ciclo 2013-2014 con el ciclo 2007-2008 el crecimiento es del 90%. También ha habido un crecimiento exponencial en el número de empresas que forman parte de los programas de Formación Profesional, pasando de 513 en 2007 a 4878 en 2015.

El estudio comparativo de los alumnos matriculados recientemente en Formación Profesional muestra un número muy alto de alumnos con edades superiores a la que se podría esperar de acuerdo a una progresión escolar lógica. Lo que demuestra que los planes de Formación Profesional son una excelente herramienta para que la gente regrese a la educación. El 62% de las personas inscritas en ciclos de Formación Profesional de Grado Medio superan las edades teóricas que corresponderían a estos estudios, y esto se repite también entre los alumnos inscritos en Formación Profesional de Grado Superior.

Mucho por mejorar, pero en el camino correcto

Los datos que se desprenden del informe de OCDE son positivos, pero todavía hay mucho para mejorar en materia educativa. España ha sufrido una crisis económica y social devastadora de la que recién está comenzando a salir, con esfuerzo, y de allí que se perciban mejoras notorias en campos esenciales para la mejora de las condiciones sociales, como educación y salud.

La Formación Profesional no solamente es una salida para miles de jóvenes que en el futuro necesitarán estar cualificados para conseguir puestos de trabajo, sino que es una herramienta para que los adultos que en su momento no pudieron seguir estudiando regresen para formarse y obtener mejores oportunidades laborales.

Desde la OCDE aplauden las notables mejoras en las cifras de Formación Profesional en España, aunque también remarcan que hay mucho camino por recorrer para que España supere la media en los niveles medios de formación. El período 2014-2015 marca un crecimiento de casi el 90% en la matriculación de la Formación Profesional y es uno de los indicadores del éxito que han tenido las diferentes reformas y cambio implementado desde Educación para lograr que el proceso formativo llegue a más personas y les garantice nuevas oportunidades de trabajo y mejoras en su condición social. ¿Seguirán mejorando las cifras en los próximos períodos?

1 Comentario

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here