Esta noticia saltaba ayer a los periódicos en la edición matinal y a medio día ya era carne de telediarios e informativos, y es lo cierto es que ha sorprendido bastante porque en la Universidad de Sevilla los alumnos que sean pillados copiando podrán seguir haciendo el examen hasta el final del tiempo establecido, cosa que no significa que no vayan a recibir una sanción.

Hasta ahora la expulsión de la clase era inmediata si un profesor cogía a un alumnos copiando en un examen, aunque algunos prefieren hacerte ilusiones dejándote hacer el examen hasta el final para luego ponerte la cara roja al  acabar el examen o en la entrega de la nota, eso quedaba a la libre elección de cada colegiado. Pero a partir de ahora, al menos en Sevilla, ya habrá procedimiento a seguir.

La Universidad de Sevilla será, a partir de ahora, la primera universidad pública en España que ha regulado normativamente qué hacer cuando un profesor sorprende a un alumno copiando durante un examen y le reconoce el derecho del estudiante a completar la prueba sin ser expulsado del aula y suspendido automáticamente.

La normativa se aprobó el pasado mes de septiembre y lo que busca con ello es dar garantías al estudiante para que, en caso de que reclame ante la Comisión de Docencia por considerar que “el profesor no tiene pruebas suficientes de que ha copiado o que se ha excedido al suspenderlo” haya un examen escrito y finalizado al que acudir para su evaluación, si la comisión lo estima oportuno. Así lo ha explicado el director de Comunicación de la Universidad, José Álvarez.

¿Que os parece esta iniciativa? ¿Se debería regular de la misma forma en toda España?

Vía: 20 minutos

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here