Tips para trabajar la sensibilidad en los niños

La sensibilidad en los niños se puede trabajar, tanto en casa como en el ámbito educativo, ayudando a éste en la obtención de ciertas herramientas básicas de cara a un desarrollo equilibrado. Estos niños y niñas suelen tener en común una alta sensibilidad ante las circunstancias que le rodean y un exceso de empatía. Si quieres saber un poco más ¡sigue leyendo!

La sensibilidad en los niños se caracteriza por…

la sensibilidad en los niños
Fuente: essentialkids

Los niños y niñas altamente sensible no son iguales, ni mucho menos, ya que sus necesidades dependerán de la personalidad que tengan; pero si podemos encontrar algunos rasgos comunes con los que podemos trabajar. Lo más característico de estos niños es que perciben y reaccionan ante pequeños detalles, palabras y circunstancias en las cuales los demás pueden pasarlo por alto. 

Dicho esto, los niños y niñas tan sensibles pueden sufrir en exceso ante ciertas circunstancias cotidianas por ello los adultos deberíamos intentar encauzar esta alta sensibilidad.

Otra característica común, es la fuerte y desmedida empatía para con los demás. Estos niños la viven como un sentimiento de justicia, pero suele ser desmedido. También pueden reaccionar de manera desmesurada ante comentarios inadecuados, pequeños desaires (como la falta de un saludo) o bien ante situaciones que consideramos habituales en el día a día. En estos casos podrían aparecer sentimientos como la tristeza, ansiedad o ira.

Recuerdo que estamos hablando de niños altamente sensibles por lo que las críticas y los castigos les afectan demasiado. Los sentimientos de tristeza pero también los de alegría suelen estar muy desarrollados por este motivo a veces pueden sentirse los más tristes del mundo o bien los más eufóricos.

Por último, otra característica común en estos niños son los momentos de soledad. Realmente hablamos de niños y niñas con una alta sensibilidad pero esto no tiene nada que ver con que sean extrovertidos o introvertidos. A veces este tipo de niños gustan de estar solos y disfrutar de esos momentos.

La sensibilidad en los niños y sus puntos fuertes

 la sensibilidad en los niños
Fuente: google

Es bueno trabajar para encauzar y guiar esta sensibilidad en los niños, y para ello nos paramos en lo mejor de sus características comunes. Suelen ser menores con unas necesidades y deseos concretos y muy claros. Estos niños suelen saber cómo se sienten e identificarlo claramente (a no ser que sean demasiado pequeños). Son niños cuya inteligencia emocional es alta.

Por otro lado, la capacidad de reconocer y comprender los sentimientos hacen que sean personas con mucha empatía por los demás. Son capaces de reconocer las necesidades de los que le rodean. Son niños muy cariñosos, que se comunican bien, inteligentes, creativos y les encanta ayudar.

La sensibilidad en los niños se puede hacer frente con algunas pautas y herramientas básicas

la sensibilidad en los niños
Fuente: http://seo007.info

Los extremos nunca son buenos, por ello los menores con tan alta sensibilidad necesitan que les prestemos una atención especial. Estos niños, demandan más atención que otros cuando tienen un problema. Lo mejor que podemos hacer por ellos es escuchar lo que tiene que decir.

En muchas ocasiones los niños con mayor sensibilidad pueden llegar a frustrarse ya que no saben de qué manera canalizar sus emociones. Tanto si eres padre, madre o docente es una buena estrategia ayudarle a conocer sus emociones para poder controlarlas, sobre todo si son muy pequeños. Técnicas de meditación, respiración y relajación son muy buenas y pueden beneficiarse de ellas. Estas técnicas ayudan a encauzar la sensibilidad.

Es imprescindible ponernos en el lugar del menor con alta sensibilidad, para poder abordar mejor el trabajo con ellos. Obviamente nunca será bueno quitarle importancia a las cosas que te cuente o incluso ridiculizar las reacciones como su llanto o los enfados. Es importante dejar que el menor se tome el tiempo que necesite para calmarse. Una vez que esté más tranquilo intentaremos hablar con él para averiguar lo que le ocurre.

Los niños más pequeños deben poner el nombre a los sentimientos que les surjan, así que les ayudaremos en esto. De esta manera sabrán exactamente que les ocurre pues hay sentimientos más complicados como los celos o la ira que deben entender. Intenta hablarles sobre los sentimientos de manera clara y con lenguaje sencillo.

Existen ciertas consecuencias de emociones que este tipo de niños les cuesta gestionar como pasar de la alegría al llanto en un momento o de la ira a la euforia. Haz que exprese el motivo que le ha llevado a sentirse triste o enfadado, para intentar descubrir lo que ha motivado sus sentimientos.

Aunque en ocasiones pensemos que el niño está nervioso o enfadado por cosas que para ti no tienen ninguna importancia, para él si la tiene. Con paciencia intentamos demostrarles como pueden mejorar para que disfruten más sus experiencias y no se conviertan en traumas.

La sensibilidad en los niños: evitar la sobreprotección

la sensibilidad en los niños
Fuente: tarcherbooks

Esta parte es un poco más complicada, pues estos niños necesitan de más tiempo y paciencia y protección. Pero es importante saber que no es bueno para ellos que les tratemos como si se fueran a romper, es decir metiendolos en una burbuja. Hay que darles herramientas para hacerlos más fuertes, pero de forma en que no se les hiera.

Los niños han de entender el mundo que les rodea pero de forma suave y esto no quiere decir que le sobreprotegemos en extremo. Existen situaciones en las que los adultos simplemente no estamos y los menores han de aprender a enfrentarse solos siempre con el consejo de los adultos, pero sin su participación.

Además de cariño y protección, un niño con alta sensibilidad necesita mucha comprensión. No es fácil ponerse en su lugar, pero debemos hacerlo si queremos ayudarles a un mejor desarrollo.

Otras cosas que debemos tener en cuenta:

la sensibilidad en los niños
Fuente: kripalu

Cuidar de sus necesidades

Los menores con una alta sensibilidad suelen tener una gran predilección por las artes, la filosofía o la música (aunque no todos). Así que podemos ofrecerle aquello que le guste para cuidar de estas necesidades y reafirmarlas.

Respetar su soledad

Muchos de estos menores, a veces, les gusta tener su pequeña parcela de soledad donde hacer sus cosas. Algunos leen, escuchan música a otros les gusta pintar o simplemente jugar tranquilos. Si ves que el menor en cuestión tiene algunos momentos de soledad (porque quiere) respeta su espacio.

¿Te ha sido de utilidad este artículo sobre la sensibilidad en los niños? ¿Buscas títulos de libros para fomentar los buenos hábitos? ¿Te interesan los blogs de música para educación primaria? ¿Buscas claves y lugares para estudiar mejor?

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here