La regla de los tres regalos: cómo escribir la carta a los Reyes Magos

Con la llegada de la Navidad, también llegan las tradicionales cartas que los más pequeños envían a los Reyes Magos y Papá Noel con la idea de recibir el mayor número de regalos posibles. Tal es la cantidad, que muchos de esos regalos pasarán desapercibidos y sin ser utilizados, algo que no es bueno para la educación de los más pequeños, ya que de esta forma no aprenden a valorar las cosas.

Hoy en día existe elsíndrome del niño megahiperregalado: reciben regalos en su casa, en casa de cada abuelo, de los tíos, etc. y esto puede llegar a tener grandes repercusiones negativas, ya que los pequeños dejan de ver el valor que tienen las cosas.

Por ello, desde El Pupitre de Pilu creen que, si bien es importante que los niños escriban solos la carta, los padres deberían sentarse antes con sus hijos e hijas para explicarles el valor que tienen y plantear una serie de guías para evitar recibir exceso de regalos. Por ejemplo, en las familias grandes pedir un regalo conjunto a varios familiares.

A la hora de seleccionar qué regalos pedir, Pilu Hernández Dopico, CEO del Pupitre de Pilu, maestra y formadora de formadores, recomienda ‘La regla de los tres regalos’: “Una manera de elegir bien los regalos que se piden es estableciendo normas para guiar a los más pequeños. Con esta regla nuestros hijos deberían elegir un capricho, algo que necesiten y un libro, de esta manera estaremos fomentando la lectura”.

De cara a los padres, la experta recomienda que los regalos que se consideren juegos se hagan en Nochebuena o Navidad. De esta manera los niños podrán disfrutarlos durante las vacaciones y evitaremos que queden en el olvido.

Por otro lado, es un buen momento para hacer reflexionar a los más pequeñossobre el año. Teniendo en cuenta que el paso del tiempo en un niño no es igual al de los adultos, y quizás solo recuerden el mes pasado, una idea es hacer el balance por estaciones, recordándoles anécdotas de cada una de ellas. “Es bueno que recuerden tanto las cosas buenas como las no tan positivas, que lo expresen y aprendan de ello”, explica Hernández Dopico.

También te puede interesar:
Ir al psicólogo es sinónimo de buscar bienestar mental

Es común oír que si los niños no se portan bien recibirán carbón en Navidad. La maestra advierte que los más pequeños no recordarán por qué están recibiendo carbón, ya que probablemente no se acuerden de qué hicieron mal: “En cuanto a las notas académicas, es mejor no relacionarlas con estas fechas, hay que separar y darle el verdadero valor que tiene esta época: es momento de compartir”.

Finalmente, en estos días en que los niños reciben amor y regalos, se les puede recordar que muchos otros no pasan la Navidad igual que ellos y fomentar la solidaridad. “Son valores que hay que fomentar siempre. En nuestro sistema educativo se trabaja de manera trasversal durante toda la educación infantil y primaria, pero es bueno que los padres lo refuercen en casa y más en estas fechas”, dice Pilu Hernández Dopico. 

Para más información

QMS Comunicación

Claudia Estrella

Fátima Caro

Ir arriba