Ya se ha comprobado por parte de expertos, que la lectura es un factor importante del aprendizaje, que además de resultar de una saludable  forma de entretenimiento, motiva la imaginación, aviva la inteligencia, aporta una visión más amplia del mundo y las personas y mejora, además de todo eso, la ortografía de aquel que lee constantemente. Por ello es vital enseñar a los niños el hábito de la lectura.

Pero también el ejercicio de la poesía es una forma de aprendizaje, interesante y motivadora, sobretodo si además de enseñar a los niños a leer poesía, a comprender su estructura y a asimilar los conocimientos que a través del aprendizaje de la poesía puede lograr, es cuando estamos aportando una herramienta más a la enseñanza de los niños. Los niños no deben solo aprender las poesías sino tanto mejor si se les motiva a aprender a hacer poesía.

El aprendizaje del gusto de leer poesía, supone una imaginativa tarea que lleva al niño, con la elección adecuada de la poesía acorde a su edad, a explorar su imaginación, a aprender conceptos nuevos y a ir formando su percepción del mundo. Pero también aprender la poesía, es algo que todo niño encontrará disfrutable y que a la larga se convierte en un reto que puede apasionarlo por el resto de su vida, con los beneficios que eso conlleva.

pitufo poeta

Cuánto enseñar al niño a leer poesía, motivarle el gusto por la poesía, y develarle el mundo de los más grandes poemas. La etapa ideal es cuando en preescolar aprende ya las primeras palabras, eligiendo poesía para niños, se le puede ayudar a que en el proceso de aprender a leer, comience leyendo poesías sencillas y de ahí fomentar que disfrute de la poesía. Hay que explicar al niño los conceptos que no comprende y por ello, los padres deben leer junto a él, la poesía.

Dejar respuesta