Llevar o no a la guardería a los niños es una decisión que todos los padres deben elegir, hay padres que prefieren no llevarlos porque tienen la posibilidad de que los niños estén en casa con ellos hasta que cumplan la edad necesaria para ir a la escuela o quizá antes para ir a Educación Infantil. La decisión de llevar o no a la guardería es algo muy íntimo y personal que se debe pensar, lo importante es que el niño en estos primeros años de vida se socialice con sus iguales, esté con sus padres y lleve un correcto desarrollo físico, emocional y cognitivo.
Pero, ¿qué es lo que se aprende en la guardería? Los padres que trabajan no tienen  más remedio que llevar a sus hijos a la guardería y por tranquilidad de ellos escribo este artículo para que sepan qué se trabaja allí y que pueden estar tranquilos porque seguro que habrán grandes profesionales que atiendan a sus hijo cómo se merecen teniéndolos alimentados, limpios, con las necesidades básicas cubiertas y sobre todo que trabajen para velar su buen desarrollo, algo que por supuesto se deberá complementar en casa.

guarde

El niño puede ir  a la guardería hasta los 3 años y desde que aprende a andar es pura energía que tiene que gastar por lo que necesitará estímulo físico y psíquico constante. Su curiosidad innata hará que todos los juguetes que tenga a su disposición le hagan aprender cosas nuevas, que el proyecto educativo de la guardería le ayude y potencie en su aprendizaje diario, que las canciones que le cantan en la guardería las maestras le sirvan para potenciar su intelecto, que el relacionarse con otros niños y adultos le haga tener un buen equilibrio emocional al descubrir que el mundo va más allá que sólo mamá y papá y un largo etc.

Eso sí, la decisión de llevarlo o no a la guardería debe ser algo totalmente respetado, porque como te he comentado antes lo importante es que el niño esté correctamente estimulado, ya sea en casa o en la guardería.

Fotografía: crecerfeliz.es

Dejar respuesta