La importancia de controlar el uso de las pantallas en menores

Internet se ha convertido en una potente herramienta, fundamental para el avance de todos y muy importante en la formación de los niños. Pero a pesar de esto, no hay que olvidarse de que también puede traer importantes problemas a los niños si se utiliza de forma incorrecta. Problemas tales como adicción a la red o el empobrecimiento intelectual. Desde Colegio Ingenio, han analizado las circunstancias por las que debe ser necesario la vuelta a actividades como la lectura, la músicas o el arte, dejando de lado el uso de los dispositivos electrónicos.

Pubertad y adolescencia

Los cambios físicos y psicológicos propios de la adolescencia, hacen que los menores busquen la seguridad que les falta en las tecnologías..

Retraimiento

El aislamiento familiar y social, son algunos de los primeros síntomas del abuso de las pantallas. El joven cambia su carácter, volviéndose irascible e inestable cuando no está conectado.

Niños menos inteligentes

Cada vez son más las voces científicas que aseguran que cuando aumenta el uso de televisión, redes sociales o videojuegos, el cociente intelectual de los niños disminuye, afectando gravemente, y para mal, a su desarrollo neuronal. Dicen que los «nativos digitales» son los primeros niños que tienen un CI más bajo que sus padres.

Trastornos psicológicos y conductuales

Siguen aumentando los menores que sufren trastornos vinculados con la adicción a Internet. Las pantallas interrumpen el sueño, que se acorta cuantitativa y cualitativamente y sobre estimulan la atención, lo que provoca problemas de concentración, aprendizaje e impulsividad; sin embargo, subestimulan la inteligencia e impiden que el cerebro despliegue todo su potencial.

Empobrecimiento

El uso descontrolado que realizan los menores de los gadgets trae consigo una disminución del tiempo dedicado a otras actividades más enriquecedoras (tareas, música, arte, lectura, etc.) y un estilo de vida muy sedentario que, además del desarrollo corporal, influye en la maduración cerebral.

También te puede interesar:
Cómo empezar a dibujar sin asistir a clases o talleres

Rendimiento académico

Los principales fundamentos de la inteligencia se ven afectados, lo que conduce a una caída en el rendimiento académico; el afectado mostrará menos interés por los estudios e Internet se convierte en prioritario.

Necesidad de control efectivo

Casi el 50% de los niños menores de 14 años dispone de un teléfono móvil propio; los expertos indican que conviene retrasar el momento de la compra, ya que existe un altísimo porcentaje de adicción a estas edades, e implementar el control directo: límites de uso y normas y horarios de consumo (diario, semanal…). En Taiwán, por ejemplo, consideran que el uso excesivo de pantallas es una forma de abuso infantil y han aprobado una ley que establece multas para los padres que no limitan el tiempo de pantalla de los chicos entre 2 y 18 años.

El ejemplo es la mejor escuela

Dar ejemplo, como siempre, es la mejor terapia porque los hijos imitan las conductas de los padres, quienes deberían fomentar otro tipo de pasatiempos en familia, como juegos de mesa, paseos, charlas, deporte, lectura, modelismo o actividades artísticas.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here