Kaspersky advierte de las principales amenazas de ciberseguridad dirigidas a niños en 2024

Cada día los más pequeños se inician a una edad más temprana en el uso de los dispositivos digitales. Según un estudio de Kaspersky, el 39% de los niños consiguen su primer dispositivo con menos de 11 años. Debido a esta temprana edad, es importante poner en relieve las principales tendencias en ciberseguridad para que los más pequeños puedan utilizar esos dispositivos con la mayor garantía posible.

Los niños utilizarán cada vez más herramientas de inteligencia artificial (IA) que, de momento, no están preparadas para ofrecer el nivel necesario de ciberseguridad y contenidos adecuados a su edad.

Según una investigación de la Organización de las Naciones Unidas (ONU), cerca del 80% de los jóvenes afirmaron que interactúan con la IA varias veces al día. Con el desarrollo de esta, han surgido numerosas aplicaciones poco conocidas con funciones aparentemente inofensivas, como subir una foto para editarla. Sin embargo, cuando los niños suben sus imágenes a este tipo de plataformas, nunca saben en qué bases de datos quedarán finalmente sus fotos y si se les dará un uso posterior.

Además, las aplicaciones de IA, en concreto los chatbots, pueden proporcionar fácilmente contenidos inapropiados para su edad. Por ejemplo, existen varios diseñados específicamente para ofrecer una experiencia erótica y, aunque algunos requieren verificación de edad, esto puede resultar peligroso, ya que algunos niños podrían mentir sobre su año de nacimiento.

El crecimiento de los ataques de ciberdelincuentes a los gamers más jóvenes.

Según la investigación de Kaspersky y las respuestas de los padres, el 63% de los menores españoles entre 6 y 10 años y el 54% entre 11 y 13 años usan los dispositivos para jugar. En algunos juegos, el chat de voz y texto sin moderador es una parte importante de la experiencia. Al igual que los delincuentes pueden amenazar en la vida real, también pueden hacerlo online. En este sentido, los ciberdelincuentes se ganan la confianza de los jóvenes atrayéndolos con regalos o promesas de amistad. Una vez se han ganado la confianza de la víctima, obtienen su información a través de un enlace de phishing que descarga un archivo malicioso en su dispositivo disfrazado de modificación de juego para Minecraft o Fortnite, o incluso haciéndoles grooming, práctica en la que un adulto se hace pasar por un menor en Internet.

El desarrollo de la industria FinTech para niños marca la aparición de nuevas amenazas.

Cada vez más bancos ofrecen productos y servicios especializados adaptados a los niños, incluidas tarjetas bancarias diseñadas para niños de tan solo 12 años. Éstas convierten a los menores en posibles objetivos de amenazas con motivaciones financieras y vulnerables a las estafas convencionales, como prometer una PlayStation 5 gratis u otros activos valiosos tras introducir los datos de la tarjeta en un sitio de phishing. Los ciberdelincuentes pueden explotar la confianza de los niños utilizando técnicas de ingeniería social, haciéndose pasar por compañeros y solicitando que se compartan los datos de la tarjeta o se realicen transferencias de dinero a sus cuentas.

Aumentará el número de amenazas a los hogares inteligentes con niños como objetivos potenciales.

A pesar del creciente número de casos de amenazas a dispositivos domésticos inteligentes, los fabricantes no han creado una tecnología ciberinmune que prevenga posibles explotaciones de vulnerabilidades, por lo que pueden convertirse en una puerta de entrada para los ciberdelincuentes. Por ejemplo, si el hogar cuenta con un dispositivo inteligente de vigilancia, y un niño está solo en casa, los ciberdelincuentes pueden ponerse en contacto con él a través del dispositivo y solicitarle información confidencial como su nombre, dirección e incluso el número de tarjeta de crédito de sus padres. En un escenario así, más allá del mero hackeo del dispositivo, también existe el riesgo de pérdida de datos financieros o incluso un ataque físico.

También te puede interesar:  Mantener la privacidad durante las clases online

Los niños exigirán que se respete su espacio personal online.

A medida que los niños maduran, desarrollan una mayor conciencia de sí mismos, que abarca la comprensión de su espacio personal, privacidad y datos sensibles, tanto dentro del mundo online como fuera. En consecuencia, cuando un padre comunica con firmeza la intención de instalar una aplicación digital parental en un dispositivo, no todos los niños se lo toman bien. Por ello, los padres necesitan hablar de la importancia de las aplicaciones digitales parentales para la seguridad online de sus hijos, respetando al mismo tiempo su espacio personal. Esto implica establecer límites y expectativas claras.

El estudio de Kaspersky, evidencia la necesidad de educar a los menores en un uso responsable y seguro de Internet y que no siempre las creencias de los padres coinciden con lo que realmente hacen los niños en Internet. De hecho, aunque un 75,5% de los padres encuestados asegura haber abordado en varias ocasiones con sus hijos el tema de la seguridad en el entorno online, aún existe un porcentaje significativo, el 24,5%, que reconoce no haberlo hecho nunca. Es más, el 26% de los progenitores admite no tener suficiente información para explicar cómo hacer un uso seguro y responsable de Internet y el 75% cree que sus hijos no están preparados o no cuentan con las nociones suficientes para hacer un uso seguro de Internet.

Los niños están ansiosos por descargar aplicaciones que no están disponibles en su país.

Si una aplicación no está disponible en su país, los usuarios jóvenes buscarán alternativas que, a menudo, son copias maliciosas. Incluso si recurren a tiendas de aplicaciones oficiales como Google Play pueden corren el riesgo de ser presa de los ciberdelincuentes. Entre 2020 y 2022, los analistas de Kaspersky encontraron más de 190 aplicaciones infectadas con Harly Trojan en Google Play que inscribían a los usuarios en servicios de pago sin su conocimiento. Una estimación aproximada del número de descargas de estas aplicaciones es de 4,8 millones, pero la cifra real de víctimas puede ser aún mayor.

“Los niños también son potenciales objetivos para los ciberdelincuentes. Por tanto, es crucial enseñarles las bases de la ciberseguridad desde una edad temprana: cómo no caer en las trampas de los atacantes, qué ciberamenazas pueden ocurrir durante el juego y cómo proteger adecuadamente sus datos personales. Se trata de información imprescindible tanto para los adultos como para los usuarios más jóvenes”, comenta Andrey Sidenko, experto en Seguridad y Privacidad de Kaspersky.

Desde Kaspersky recuerdan la importancia de que los padres sean proactivos a la hora de proteger a sus hijos en Internet y comparten algunos consejos:

  • Mantente informado de las últimas amenazas y supervisa las actividades online de tus hijos, creando un entorno seguro para ellos. Para ello, es fundamental que mantengas una comunicación abierta sobre los potenciales riesgos que pueden encontrarse en Internet y apliques directrices estrictas para garantizar su seguridad.
  • Los expertos de Kaspersky han desarrollado el Kaspersky Cybersecurity Alphabet con conceptos clave de la ciberseguridad, con el fin de ayudar a los padres en la seguridad de sus hijos frente a posibles amenazas online. Con este libro tus hijos conocerán las nuevas tecnologías, aprenderán las principales normas de ciberhigiene, descubrirán cómo evitar las amenazas online y reconocerán los trucos de los estafadores.
  • Para evitar que tus hijos descarguen archivos maliciosos mientras juegan online, los expertos de Kaspersky recomiendan instalar una solución de seguridad de confianza en su dispositivo.

Últimos artículos