Guía para padres: Los niños y la seguridad en las redes sociales

En la era de Internet y las redes sociales, muchos niños crecen como nativos digitales y ávidos usuarios de las redes sociales. Según un estudio de Pew Research, el 95 % de los adolescentes tiene un smartphone, y el 90 % tiene acceso a una computadora o equipo portátil. Además, el 54 % de los adolescentes afirma que le resultaría difícil renunciar a las redes sociales, mientras que el 50 % de los padres con hijos de entre 10 y 12 años indica que sus hijos utilizaron redes sociales en el primer semestre de 2021 (fuente: CNN).

Con un uso tan extendido de las redes sociales, muchos padres están legítimamente preocupados por los efectos de estas plataformas y se preguntan cómo pueden proteger a sus hijos. Existen diversas medidas para garantizar un uso seguro de las redes sociales por parte de los niños, como hablar sobre el comportamiento en línea y usar controles parentales. Sin embargo, también es crucial que los padres comprendan por qué los niños utilizan las redes sociales y la importancia de establecer sus propias normas mientras supervisan el uso que hacen sus hijos.

¿Por qué usan las redes sociales los niños?

Las redes sociales son sitios web y aplicaciones donde las personas, incluidos niños y adolescentes, pueden interactuar con otras personas, ya sean amigos o desconocidos. Entre los adolescentes, las plataformas más populares son YouTube (95 %), TikTok (67 %), Instagram (62 %) y Snapchat (59 %). Los adolescentes también usan otras plataformas como Facebook y Twitter, aunque su popularidad ha disminuido.

Los niños utilizan las redes sociales para enviar mensajes a sus amigos, «conocer» gente nueva, compartir su vida cotidiana e incluso aprender. Las redes sociales pueden tener efectos positivos en los niños, como:

  • Aprender a utilizar y manejar la tecnología desde una edad temprana.
  • Desarrollar habilidades comunicativas manteniendo el contacto con amigos y familiares.
  • Informarse sobre la actualidad y las noticias.
  • Adquirir nuevos pasatiempos.
  • Ampliar su base de conocimientos mediante el aprendizaje colaborativo.
  • Aumentar su creatividad explorando nuevas formas de expresión.
  • Fomentar la independencia y la confianza en sí mismos.
  • Reducir sentimientos de alienación y aislamiento.
  • Incrementar oportunidades de voluntariado o participación en comunidades locales.
  • Aumentar la conciencia cultural.

Riesgos de las redes sociales para los niños

A pesar de las ventajas, las redes sociales presentan muchos riesgos potenciales. Algunos de los desafíos y peligros incluyen:

  • Exposición a contenido inapropiado o explícito.
  • Vinculación con extraños y posibles situaciones peligrosas.
  • Seguimiento de la ubicación y acoso.
  • Robo de identidad.
  • Piratería.
  • Falta de privacidad.
  • Acoso en línea.

Efectos del uso extensivo de redes sociales

El uso excesivo de las redes sociales puede tener efectos negativos en los niños, manifestándose en conductas y hábitos preocupantes:

  • Exceso de tiempo frente a la pantalla.
  • Adicción a las redes sociales.
  • Amistades exclusivamente en línea.
  • Depresión, posiblemente derivada del acoso en línea o el aislamiento.
  • Aislamiento de la vida social.
  • Irritabilidad.
  • Ansiedad.
  • Baja autoestima.
  • Mala imagen corporal.
  • Distracción de la vida cotidiana.
  • Desinterés por pasatiempos anteriores.
  • Deterioro de las habilidades sociales y comunicativas.

¿Cuál es la edad adecuada para que los niños usen redes sociales?

Muchas plataformas, como Instagram y TikTok, exigen que los usuarios tengan al menos 13 años. Sin embargo, muchos niños acceden a estas redes antes de alcanzar la edad mínima legal. Los padres deben considerar la madurez y la alfabetización digital de sus hijos y hablar con ellos sobre las redes sociales y establecer pautas para su uso.

También te puede interesar:  Reino Unido incluirá el manejo de la nuevas tecnologías en educación primaria
niños y redes sociales

Normas de uso de redes sociales para padres

Para que los niños usen las redes sociales de manera segura, los padres deben guiar y supervisar su actividad en línea. Algunas recomendaciones incluyen:

  • Saber qué plataformas de redes sociales usan tus hijos.
  • Conocer las restricciones legales de edad para cada plataforma.
  • Hacer preguntas sin ser invasivos y mostrar interés genuino por lo que ven y con quién hablan.
  • Usar controles parentales cuando sea apropiado.
  • Hablar sobre la importancia de mantener amistades en persona e interacciones sociales.
  • Verificar las conexiones de tus hijos en redes sociales y enseñarles a identificar cuentas falsas.
  • Explicar qué es apropiado compartir en las redes y que todo lo publicado es permanente.
  • Mantener conversaciones abiertas sobre el comportamiento adecuado en línea, incluido el acoso.
  • Ser un ejemplo de buen comportamiento en las redes sociales.
  • Fomentar tiempo sin tecnología ni pantallas.
  • Abordar temas de salud mental, acoso en línea y comparaciones con los demás.

Establecer límites y usar configuraciones de privacidad

Es crucial guiar a los niños en el uso de redes sociales, utilizando ajustes de privacidad y bloqueos parentales. Algunas medidas incluyen:

  • Limitar el uso de redes sociales a zonas comunes de la casa.
  • Seguir las cuentas de los niños y controlar su actividad.
  • Establecer límites diarios para el uso de redes sociales.
  • Desactivar la configuración del GPS para deshabilitar el seguimiento y las geoetiquetas.

Los padres deben familiarizarse con las configuraciones de privacidad de las plataformas de redes sociales y ajustarlas para proteger la información de sus hijos.

Normas de las redes sociales para adolescentes

Establecer y hacer cumplir normas para el uso de redes sociales es vital para la seguridad de los adolescentes. Algunas sugerencias incluyen:

  • Crear una cuenta solo si son mayores de edad.
  • Usar un apodo o modificar el nombre real.
  • Utilizar redes sociales solo a determinadas horas del día y en espacios comunes.
  • No compartir información personal como números de teléfono o direcciones.
  • Pedir consentimiento antes de publicar fotos y etiquetar a personas.
  • Vincularse solo con personas conocidas en la vida real.
  • Publicar solo después de haber dejado un lugar para garantizar privacidad y seguridad.
  • Usar contraseñas seguras y cambiarlas con frecuencia.
  • Ser respetuosos y no participar en el acoso en línea.
  • No publicar contenido inapropiado.
  • Usar altos niveles de privacidad en las cuentas de redes sociales.
  • No encontrarse personalmente con contactos en línea sin la supervisión de un adulto responsable.

Ventajas y desventajas de supervisar las redes sociales

Supervisar el uso de redes sociales tiene pros y contras:

Ventajas:

  • Bloquear contenido inapropiado o dañino.
  • Intervenir en situaciones peligrosas como el acoso en línea.
  • Limitar el tiempo de uso de dispositivos electrónicos.
  • Prevenir gastos excesivos en juegos o compras en línea.

Desventajas:

  • Sentimiento de falta de privacidad e independencia en los niños.
  • Los niños pueden eludir la supervisión y los controles parentales.
  • No garantiza la protección contra depredadores o estafadores.

¿Deben los padres tener acceso a las cuentas de redes sociales de sus hijos?

Aunque tener acceso a las cuentas puede ser útil para supervisar la actividad, puede afectar la sensación de privacidad y confianza entre padres e hijos. Una alternativa es pedirles a los hijos que permitan seguir sus cuentas o revisar su actividad de vez en cuando.

Los padres deben guiar a sus hijos en el uso de redes sociales, manteniendo conversaciones abiertas sobre el uso adecuado, la gestión de riesgos y estableciendo normas de seguridad. Con una supervisión adecuada y una comunicación constante, los niños pueden disfrutar de los beneficios de las redes sociales mientras se mantienen seguros en línea.

Últimos artículos