Si tienes un hijo con autismo o conoces a niños con este síndrome, estoy segura que te apetecerá jugar con ellos. Si tienes dudas o no sabes cómo hacerlo no te preocupes porque te voy a explicar un par de juegos divertidos para que además de estimular su atención, se sientan felices jugando contigo.

Flores de papel

Esta actividad consiste en hacer ramos con tiras de papel y que el resultado sea una estupenda composición de colores. Le hará disfrutar sensorialmente y la manipulación del papel le hará estar muy entretenido, estimulando vuestra creatividad.

No es necesario conseguir el resultado final con un excelente ramo de tiras de papel, la idea es ser flexible en el juego y que lo que realmente importe sea la manipulación del papel, cortándolo en diferentes tamaños, arrugándolo, disfrutando de las texturas…guíale para la creación de las flores pero nunca le obligues a hacer algo cuando no quiera hacerlo, se trata de pasar un tiempo divertido y no de enfadarse. Deberás guiarle a cada momento y evitar cualquier contratiempo.

autismo

La botella de las letras

Con este juego a los niños con autismo les fascinará el agua brillante y esto hará que su mirada se centre en la botella y pueda ver las letras del alfabeto que tendremos previamente preparadas y plastificadas. De este modo intentaremos jugar para que reconozca las letras de su nombre.

Necesitarás una botella transparente, polvos de colores y las letras del alfabeto en papel plastificado. Tendrás que llenar la botella hasta la mitad con agua, mete algunos polvos de colores y después las letras del alfabeto, ciérrala bien y ¡agítala! ¡Veréis que efecto tan bonito el ver las letras dentro de la botella!

¿Cuál de estos dos juegos te apetece hacer más? ¡Cuéntanos qué tal fue y si cambiarías o añadirías alguna cosa!

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here