Alfredo Corell, profesor de Inmunología de la Universidad de Valladolid (UVa), consiguió poner en pie a todo un auditorio durante su charla sobre innovación educativa en el TEDxValladolid. Y es que, ha conseguido resumir en tan solo 10 minutos lo que durante tanto tiempo se creyó imposible. Lo que podríamos llamar la fórmula secreta de la innovación en el ámbito de la universidad, o en general, de la educación.

Según nos cuenta en su charla, solo necesitamos tres ingredientes para que la innovación educativa tenga lugar:

  1. La libertad, que usada a favor de la innovación sería un elemento fundamental, pero que demasiado a menudo es utilizada con otros fines. La libertad de cátedra es para muchos profesores la excusa o velo para no hacer nada nuevo durante años.
  2. La motivación por hacer cosas nuevas. Se pueden aplicar las nuevas tecnologías siempre y cuando se esté dispuesto a desarrollarse en un campo hostil y nuevo. Además, se ha de tener una gran carga de responsabilidad social: quieren devolverle el conocimiento a la sociedad porque es a quien le pertenece. Como docentes universitarios todos estos elementos son fáciles de conseguir.
  3. Los métodos y las tecnologías como el aprendizaje colaborativo, proyectos, gamificación, dispositivos, redes sociales… Todos componentes que tenemos a nuestra disposición, sin necesidad de grandes recursos.

En definitiva, todo esto lo tenemos a nuestro alcance, y sin embargo, no se da la innovación educativa. Entonces, ¿qué ingrediente falta en esta fórmula magistral? Alfredo Corell lo tiene claro: los estudiantes. 

Los profesores han de bajar de su palestra, aprender a desaprender, asumir que las nuevas generaciones pueden aportar mucho más de lo que se piensan, conectar con ellos, dejarles hacer y motivarles. Con los estudiantes se pueden superar muchos miedos: al ridículo, a compartir el conocimiento y trabajo… También hay permitirles creer que lo que producen es un conocimiento valioso. Así, incluso algunos se enamoran tanto de lo que estudian que comprenden por qué y para qué lo hacen. Pero tampoco podemos olvidarnos de los que siguen prefiriendo los apuntes y las clases magistrales, sin duda, un proceso mucho más fácil.
innovación educativa

Este profesor que trabaja a contracorriente nos pone el ejemplo de su trabajo durante los últimos años de docencia donde sus apuntes han mejorado por ser corregidos por los propios alumnos y ampliados con gráficas interactivas del funcionamiento de las defensas.

“En tecnología van ellos por delante de mi” afirma Alfredo Corell.

Entre todos, partiendo de su iniciativa y con el apoyo de alumnos así como la incorporación posterior de otros profesores y universidades, han construido el proyecto Immunomedia que cuenta con un periódico online en paper.li, reconocimiento y premios a nivel nacional e internacional, vídeos en YouTube de gran éxito sobre divulgación científica (píldoras de conocimiento) e incluso una divertida iniciativa llamada “sacar las defensas de cañas” donde algo que puede parecer tan complicado como explicar el funcionamiento de nuestras defensas baja a la realidad para ser explicado a las personas de a pie.

El profesor finaliza su inspiradora charla para profesores sobre innovación educativa con la frase:

Lo peor que os puede pasar, es que os reinventéis

Esperamos que la iniciativa de este profesor continue su andadura y crecimiento, pero sobretodo, que muchos de los profesores que nos leéis os inspiréis en ella para crear vuestro propio proyecto. Si os animáis, no dudéis en contactar con nosotros pues estaremos encantados de dar visibilidad a todas estas iniciativas de innovación educativa.

Dejar respuesta