Los gastos educativos en España y la desigualdad de oportunidades

País Vasco y Navarra figuran entre las comunidades autónomas que más gastan en educación y sanidad, y desde la Fundación BBVA destacan las complicaciones para ofrecer igualdad de oportunidad

Fuente:  BBVAContinental
Fuente: BBVAContinental

De acuerdo a un estudio realizado por la Fundación BBVA y el Ivie, las diferencias entre gastos por habitantes en España son cercanas al 60% y atentan contra el principio de igualdad de oportunidades en las comunidades autónomas porque hay algunas en donde las diferencias son muy notable.

Las comunidades autónomas en España con mayor nivel de gasto por habitante superan en más del 60% a las que menos gastan, esto repercute de forma notable en la calidad y en la posibilidad de acceso a la educación y es uno de los tantos temas que debe ser tratado por los especialistas para afrontar la crisis educativa, económica y social del país ibérico.

La crisis económica en España ha obligado al Reino de España a realizar ajustes serios en los servicios públicos fundamentales (protección social, educación y sanidad). Sin embargo, pese a que se nota una gran reducción, el Estado de Bienestar no ha sido destruido, simplemente ha sufrido. De acuerdo al estudio “Servicios públicos, diferencias territoriales e igualdad de oportunidades” hay varios aspectos a analizar ahora que las diferencias entre las comunidades autónomas en inversión educativa es tan notable.

El experto en economía Francisco Pérez García sostiene que una de las evidencias más notorias del trabajo es que las comunidades que más ingresan son las que más invierte en dinero, y estas son las comunidades forales. Esto tiene que llevar a que los cuestionamientos dejen de pasar por el reconocimiento a la singularidad institucional y pasen a centrarse en el resultado financiero que está provocando esta condición de foralidad.

De acuerdo al estudio de la Fundación BBVA y del Instituto Valenciano de Investigaciones Económicas las diferencias territoriales de recursos están afectando también a la igualdad de oportunidades de los españoles de acceder a servicios públicos fundamentales.

Preservar el gasto social, un esfuerzo que aún persiste

El trabajo presentado por la Fundación BBVA y el Ivie analiza la evolución del gasto en los servicios públicos fundamentales (protección social, sanidad y educación) en España y las comunidades autónomas en el período 2002 – 2013. Lo que se aprecia muy fácilmente es que en España la diversidad territorial del gasto público en servicios públicos fundamentales es muy amplia, y así también la intensidad de los ajustes que se han hecho para paliar la crisis económica.

Las administraciones públicas se han esforzado por preservar el gasto social. En 2013 se dedicó un 28% del PIB y un 74% de los ingresos públicos no financieros, mientras que 2007 el promedio era de 23 y 55%.

Las comunidades forales son las que cuentan con mayor financiación, superando el 40-50%, mientras que las comunidades autónomas de Andalucía, Comunidad Valenciana, Murcia y Castilla-La Mancha.

Las diferencias en gasto público son notables y crean una gran desigualdad al no respetar la premisa de igualdad de oportunidades de acceso a la educación. Los autores del estudio destacan la importancia del gobierno para poder hacer llegar a todos los habitantes los servicios públicos fundamentales, sin embargo hasta que la crisis económica no desaparezca del todo difícilmente pueda haber un equilibrio entre lo que gastan las diferentes comunidades autónomas en estas áreas.

Las dificultades de los últimos años han sido importantes, pero el estudio de la Fundación BBVA también destaca que los niveles de cobertura de España siguen siendo elevados para el estándar europeo. Sin embargo cada vez se notan más las diferencias entre los gastos que realizan las comunidades forales, con mayores ingresos, y el resto de las comunidades autónomas españoles.

Los gastos del estado para financiar sanidad y educación son muy importantes porque defienden dos de los elementos básicos para la mejora de la calidad de vida de los españoles: salud y educación. A medida que se acercan años más positivos para los habitantes puede que haya nuevas mejoras y subas en el gasto en estas áreas pero no hay que dejar de lado el aquí y ahora.

Las comunidades autónomas cada vez presentan una mayor diferencia entre los gastos y la calidad educativa de acuerdo al nivel de inversión que las comunidades autónomas pueden gestionar para cada ciclo lectivo. Pese a que rige el principio de igualdad de acceso a las oportunidades educativas, las comunidades autónomas están teniendo problemas para afrontar estos gastos y al final en algunas ciudades se puede estudiar mejor en el sistema público y en otras es bastante más difícil.

El proyecto de la Fundación BBVA y el Ivie busca despertar la conciencia de los responsables en estas áreas para mejorar las condiciones de vida de los miles de españoles que deben enfrentarse a la crisis y a su vez preparar a sus hijos para seguir viviendo en el mundo que llegará después de que la crisis pase. ¿Estarán preparados para volver al mundo del trabajo y mejorar las realidades que se viven en el día a día?

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here