Uno de los grandes desafíos al enseñar es enfrentarnos a situaciones problemáticas específicas, por ejemplo la dislexia. Se trata de una problemática muy compleja que dificulta la lectura, y por tanto el desarrollo de habilidades cognitivas específicas. El proceso de lectura y escritura supone una gran cantidad de procesos dentro de nuestra mente, y las personas que sufren de dislexia no pueden completar de forma adecuada este camino, por eso la lectura y la escritura se convierten en un desafío aún más complejo.

Muchas veces en el aula vemos una separación entre alumnos lentos y veloces. En numerosas ocasiones, los lentos tienen problemas relacionados con el trabajo neuronal y los encadenamientos propios que debe hacer cada neurona para entender la lecto-escritura. ¿Cómo incentivar y guiar a los que sufren dislexia en el camino de la educación? En la obra El reto de la dislexia, Francisco Martínez analiza a fondo esta situación que afecta a más niños de lo que estamos dispuestos a admitir.

Fuente:  Educación Tres Punto Cero
Fuente: Educación Tres Punto Cero

¿Qué es la dislexia?

El reto de la dislexia empieza hablando sobre esta afección y las formas más comunes de detectarlas. Hay distintas conductas que, cuando se dan de forma regular, pueden indicar que estamos ante un alumno disléxico.

El libro habla sobre el reto de la dislexia en el aula, las luchas que supone para el docente y para los compañeros de clase, porque muchas veces los alumnos disléxicos son tomados como ejemplo de vagancia y en realidad lo que necesitan es apoyo para poder desarrollar adecuadamente sus inteligencias.

Una propuesta interesante para tratar un tema que en el aula cada vez se ve con más frecuencia y requiere un compromiso por parte de padres, alumnos y docentes para poder enfrentarlo y sacar adelante a los afectados. La calidad de educación no cambia, pero se necesita un mayor esfuerzo para mejorar.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here