El acoso escolar se traslada de las aulas a las redes sociales

El ciberacoso se ha convertido en una práctica muy habitual dentro de la sociedad actual. Esta situación puede provocar depresión, ansiedad y estrés entre los más pequeños, así como que los niños tengan miedo de acudir a la escuela y estar con sus compañeros. Uno de los principales problemas de esta lacra, es que resulta muy fácil de ocultar, más cuando se llevan a cabo a través de las redes sociales. Por suerte, hay ciertas formas para evitar que el ciberacoso se extienda con algunos sencillos consejos que han compartido desde red17.com.

Educar a los alumnos sobre el ciberacoso

La forma más eficaz de prevenir el ciberacoso es educar a los alumnos sobre los peligros y las consecuencias del mismo. Al educar a los niños y adolescentes sobre el ciberacoso, se abre la puerta a un diálogo sano y abierto sobre los peligros y las consecuencias del comportamiento en línea. Esto incluye educar a los estudiantes sobre cómo identificar el ciberacoso y cómo denunciarlo. Es especialmente importante teniendo en cuenta que un gran número de estudiantes utilizan las redes sociales en la escuela, como los que utilizan Instagram o Twitter. Los estudios han demostrado que cuanto más medios sociales utiliza un estudiante, más probable es que tenga un comportamiento de ciberacoso. Son muchas las escuelas que comienzan a organizar programas para prevenir el ciberacoso y han comprobado que estos programas han tenido éxito gracias a la fuerte labor realizada por toda la comunidad educativa del centro y los estudiantes.

Crear un entorno online seguro para los alumnos

Al ser inevitable el uso de redes sociales por parte de los alumnos, otra de las mejores opciones es crear un entorno seguro online. Es importante que sean conscientes de los riesgos asociados al comportamiento en línea. Aunque las plataformas de medios sociales pueden ayudar a crear un mundo más conectado, también existen riesgos. El acoso a través de las redes sociales es uno de ellos, pero también se exponen a estafas económicas e incluso chantajes sexuales. Un entorno seguro creado desde las aulas, puede evitar que el uso de las redes sociales se convierta en un hábito poco saludable, que puede afectar negativamente a la salud mental de una persona. 

También te puede interesar:
10 redes sociales para lectores que no te puedes perder

El personal escolar debe estar formado para detectar el acoso

Es importante que los miembros del personal escolar reciban formación sobre cómo identificar el ciberacoso. Muchos centros escolares cuentan con personal que ha recibido formación sobre la prevención del ciberacoso, pero muchos siguen sin reconocerlo. El ciberacoso puede ser difícil de detectar porque a menudo adopta la forma de mensajes agresivos pasivos publicados en línea. También es importante que los miembros del personal estén formados en cómo identificar los signos de depresión y ansiedad, que pueden conducir al ciberacoso. Es normal que la mayoría de los casos de agresiones físicas producidas en persona dentro del entorno escolar, luego se trasladen al entorno online. Los datos demuestran que 2 de cada 10 niños han sufrido o van a sufrir bullying en las aulas, cifra que aumenta a más del doble si miramos en las redes sociales.

El ciberacoso se ha convertido en un grave problema, especialmente entre los jóvenes. La mayoría de los casos de ciberacoso no se denuncian, y las personas que son objeto de él suelen sufrir problemas psicológicos como consecuencia. Desde red17.com animamos a prevenir el ciberacoso en la comunidad escolar. Puede ayudar a proteger a los alumnos de que sean víctimas y a evitar malas conductas por parte de futuros acosadores, aumentar sus conocimientos digitales y mejorar su capacidad de gestión de las redes sociales. La educación temprana y el seguimiento de los casos de bullying, así como una correcta formación, son las mejores formas de prevenir los futuros problemas de acoso escolar en el entorno digital.

Ir arriba