Ya les hemos hablado en nuestro espacio, sobre los grandes proyectos alrededor de los Objetivos del Milenio, lograr la educación para todos en el 2015. Y hoy,  les comentamos el trabajo del Banco Mundial en favor de la educación de las niñas en el mundo, mismo que en los países en desarrollo ha ido mejorando la vida de muchas y poniendo las bases para que en el futuro, los frutos de la educación acorten la brecha entre los géneros y erradiquen la pobreza.

El aumento de un solo año más de escolaridad de las niñas, tiene efectos positivos en el presente y en el futuro. Sobretodo en el futuro, porque las niñas que reciben educación tienen más probabilidades de hacer frente de una manera más ventajosa para ellas, a las decisiones fundamentales de la vida, como casarse en una edad más tardía, tener menos hijos, buscar servicios de salud, encontrar empleo, no infectarse de Sida, tener acceso al crédito, involucrase en su comunidad ejerciendo por ejemplo, su derecho al voto.

objetivo del milenio

La educación en los países pobres, tanto para niñas como para niños,  es una de las grandes preocupaciones y proyectos de la la Asociación Internacional de Fomento (AIF), el fondo del Banco Mundial para los países más pobres. El Banco Mundial empeñado en la educación desde 1962,  ha puesto al alcance de la AIF, los medios para  integrar la enseñanza a las estrategias económicas nacionales y de esta manera crear sistemas que empoderen a los niños a llegar a ser ciudadanos productivos, el camino eficaz para la superación de la pobreza.

La lucha no es fácil, y se trabaja con ahinco en lograr que este objetivo de educación para todos,  se convierta en una realidad. Pero los avances ya se hacen notar, en números del Banco Mundial, la educación de los niños en los países pobres reporta grandes mejoras en Afganistan en donde el número de niñas que asiste a la escuela aumentó de  15.000 a 2,2 millones, entre el 2001 y el 2008.

La educación de niñas en Viet Nam, nos da cuenta de  que la proporción de la educación en el presupuesto nacional de Viet Nam aumentó del 7% en 1986 a cerca del 20% en 2008. Mientras que en la India desde el 2001, 20 millones de niños más asisten a la escuela, en Etiopía la asistencia en el nivel primario aumentó  en cerca del 15% en los últimos cinco años. Yemen ha visto aumentar el número de niñas que terminan la  enseñanza primaria del 38% en 2001 al 51% en 2009.

37 millones menos,  es la disminución en la cantidad de niños, que no asistían a la escuela a nivel mundial en los últimos 10 años.  A poco tiempo del 2015, la búsqueda del Objetivo del Milenio 2, Lograr la Enseñanza Universal, sigue adelante, como hemos insistido falta mucho, pero también se han hecho grandes avances.

Dejar respuesta