Qué es trastorno específico del aprendizaje

Los trastornos específicos del aprendizaje son un  aspecto de la educación al que hasta tiempo  atrás se le daba poca importancia y en algunos lugares apenas se conocía. Hoy se sabe que es algo del que todo padre como maestro debe tener en conocimiento, para detectar porque  son  dificultades que impiden el aprendizaje del estudiante. El estudiante en esta situación no logra avanzar al ritmo que se espera,  pese a tener a su alcance los recursos para lograrlo.

Hay que aclarar que los trastornos específicos del aprendizaje, no son casos relacionados con problemas psicológicos del estudiante que claramente resultarían siendo la razón de los mismos. El estudiante en esta situación no tiene retraso mental o algún trastorno emocional que determine que deba enfrentar algún problema en el aprendizaje. Puede presentar discapacidad visual o auditiva pero en algunos casos,  ésta tampoco es causa del deficiente aprendizaje.

aprendizaje

No es fácil detectar los trastornos específicos de aprendizaje, ya que los mismos suelen presentarse en niños que no deberían tener problema alguno en aprender, es decir,  niños sin problemas de orden neurológico, discapacidad auditiva o visual, retraso mental o problemas emocionales y se concentran en determinadas áreas como la dificultad de la adquisición de la lectura, la escritura o al cálculo.

Igualmente que estos no están ligados a condiciones que hacen normal que aparezcan, suelen eso sí en algunos casos, presentarse con otras condiciones del mismo tipo como trastornos del habla o lenguaje, Déficit de Atención con o sin Hiperactividad. Su mismo nombre lo indica, es un trastorno “específico” en solo determinadas áreas del aprendizaje.

Características  del trastorno específico del aprendizaje,   hiperactividad, hipoactividad, falta de coordinación, trastornos de la percepción, trastornos de la emotividad,trastornos en la simbolización o decodificación  y expresiva o codificación,  atención insuficiente y atención excesiva, condiciones que pueden presentarse individualmente o en conjunto, según sea el caso.

Como hemos mencionado apenas décadas atrás,  fue cuando cobró gran relevancia la importancia de determinar la causa y trabajar en el sentido de mejorar esas condiciones específicas que impiden el aprendizaje para algunos niños. Hoy se sabe que la observación de una o varias de estas condiciones, es imperativo de una revisión del método de enseñanza del niño afectado.

Diagnosticar un trastorno específico del aprendizaje, es algo que el profesional determinará a partir de un informe escolar deficiente, inexistencia de una condición de retraso mental, un coeficiente intelectual deficiente establecido a partir de los resultados que se obtienen al medir el mismo sometiendo al niño a los test de CI y de rendimiento adecuados. Y no todo es preocuparse, realmente detectados los problemas de aprendizaje, todos los niños mejoran con una enseñanza adecuada a sus necesidades que busque superar lo que impide su aprendizaje.

Imagen: Wikipedia

2 Comentarios

  1. Hola, gracias por compartir este material me ha servido para reconocer algunas caracteristicas de una pequeña que tengo de 5 años, en la escuela tiene dificultades centrar su atencion en actividades colectivas e individuales, ¿que actividades me sugieren? Gracias.

  2. Algunas pautas que pueden resultar útiles a la hora de trabajar la atención son:

    Presentarlo siempre como un juego. En ocasiones podemos jugar con ellos para que se motiven aún más.
    Utilizar actividades variadas en cada momento para no permitir la fatiga y el aburrimiento.
    Practicar dos o tres veces por semana y no más de 15 min. (no más de 1 ó 2 fichas o actividades).
    Los mejores momentos para practicar en casa son, o bien antes de empezar, o cuando los niños ya llevan un tiempo realizando las tareas escolares (por ejemplo para cambiar de actividad o tema). No es conveniente dejarlo para el final pues la fatiga se habrá acumulado y no resultará efectivo.
    Es importante no facilitar en exceso la actividad o la tarea, es decir, ayudar sólo cuando sea necesario.
    No aclarar las dudas si el niño no ha estado atento. Es necesario que el niño realice un verdadero análisis de lo que se le propone.
    No se le deben señalar los errores sino más bien facilitar que el niño realice otra vez el proceso, el fin es que sea él mismo quien descubra los errores y por tanto la forma de no repetirlos.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here