Desde 1950 se celebra el Día Mundial de la Salud el día 7 de Abril, es el principal evento anual de la Organización Mundial de la Salud (OMS). El objetivo que se persigue es fomentar la toma de conciencia sobre determinados problemas sanitarios mundiales. Ese día, en todos los rincones del planeta, cientos de eventos conmemoran la importancia de la salud para una vida productiva y feliz.

Este año se centra en la urbanización y la salud, el tema elegido responde a la voluntad de reconocer los efectos que tiene la urbanización tanto en nuestra salud colectiva, a escala mundial, como en la salud de cada uno de nosotros.

Aunque la mayoría de la gente se muda a las ciudades para buscar una vida mejor, la urbanización puede tener muchas consecuencias negativas para la salud y el bienestar humanos. El crecimiento urbano y el aumento de la densidad crean presiones para los servicios básicos y dificultan la tarea de los gobiernos de satisfacer las necesidades de sus habitantes. El modo de vida urbano tiene un costo para la salud porque la gente reduce la actividad física y consume alimentos procesados con muchas calorías y menos frutas y verduras frescas.

La vida en las ciudades de crecimiento rápido y mal planificadas aumenta la vulnerabilidad de la gente a varios riesgos, entre los cuales cabe señalar los siguientes:

* Riesgos ambientales, como la contaminación química o biológica del aire, el agua y la tierra.

* Riesgos para la seguridad, entre ellos la seguridad de los peatones y los vehículos automotores, así como la seguridad ocupacional.

* Riesgos sociales, como la violencia, el abuso de sustancias psicotrópicas y otros comportamientos peligrosos.

* Riesgos epidemiológicos, incluidas las enfermedades transmisibles y no transmisibles relacionadas con el saneamiento inadecuado, el hacinamiento y la vida urbana moderna.

* Riesgos de desastre, como la vulnerabilidad a los terremotos, las inundaciones y los aludes de barro.

Desde 1950 se celebra el Día Mundial de la Salud el día 7 de Abril, es el principal evento anual de la Organización Mundial de la Salud (OMS). El objetivo que se persigue es fomentar la toma de conciencia sobre determinados problemas sanitarios mundiales. Ese día, en todos los rincones del planeta, cientos de eventos conmemoran la importancia de la salud para una vida productiva y feliz.

Este año se centra en la urbanización y la salud, el tema elegido responde a la voluntad de reconocer los efectos que tiene la urbanización tanto en nuestra salud colectiva, a escala mundial, como en la salud de cada uno de nosotros.

Aunque la mayoría de la gente se muda a las ciudades para buscar una vida mejor, la urbanización puede tener muchas consecuencias negativas para la salud y el bienestar humanos. El crecimiento urbano y el aumento de la densidad crean presiones para los servicios básicos y dificultan la tarea de los gobiernos de satisfacer las necesidades de sus habitantes. El modo de vida urbano tiene un costo para la salud porque la gente reduce la actividad física y consume alimentos procesados con muchas calorías y menos frutas y verduras frescas.

La vida en las ciudades de crecimiento rápido y mal planificadas aumenta la vulnerabilidad de la gente a varios riesgos, entre los cuales cabe señalar los siguientes:

   * Riesgos ambientales, como la contaminación química o biológica del aire, el agua y la tierra.
   * Riesgos para la seguridad, entre ellos la seguridad de los peatones y los vehículos automotores, así como la seguridad ocupacional.
   * Riesgos sociales, como la violencia, el abuso de sustancias psicotrópicas y otros comportamientos peligrosos.
   * Riesgos epidemiológicos, incluidas las enfermedades transmisibles y no transmisibles relacionadas con el saneamiento inadecuado, el hacinamiento y la vida urbana moderna.
   * Riesgos de desastre, como la vulnerabilidad a los terremotos, las inundaciones y los aludes de barro.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here