MI PAPÁ

Si voy a cruzar,
la mano me da.

Montando en mi bici,
me sujeta por atrás.

¡Él es el más grande,
él es mi papá!

Si juego al balón,
me enseña a chutar.

Subido en sus hombros,
me hace volar.

Fuertes son sus besos,
largos son sus brazos.

¡Qué seguro estoy,
si llamo a papá!

Dejar respuesta