Las necesidades educativas especiales (NEE) de niños y niñas con deficiencia auditiva, pueden concretarse en: la adquisición temprana de un sistema de comunicación; el desarrollo de la capacidad de comprensión y expresión escrita; la estimulación y el aprovechamiento de la audición residual; la construcción del autoconcepto y la autoestima positivos; y la obtención de información continuada por vías complementarias a la audición. Debemos tener presente que el momento en el que aparece la discapacidad auditiva es determinante, para el desarrollo del lenguaje de la persona.

Deficiencia auditiva: Educación visual para niños con sordera

deficiencia auditiva
Fuente: tvoemisto.tv

Este término se suele reservar para niños y niñas (y adultos) que no tienen una audición funcional y, por lo tanto, la sordera no les permite la adquisición del lenguaje oral por vía auditiva. Pero si pueden hacerlo mediante la vía visual.

De este modo, la visión se convierte en el vehículo y medio más importante para la comunicación con el entorno, el mundo. Pensemos que la vista será el principal vehículo de unión o nexo entre el niño/a y el resto del mundo.

La educación a recibir debe ser de una forma lo más adecuada posible para el niño que padece algún tipo de alteración en la forma de recibir la información que proviene por medio auditivo.

Actualmente no es tan frecuente encontrarnos con una pérdida auditiva total, siendo lo más frecuente que el niño tenga algún grado de audición residual. El tanto por ciento de personas sordas en la actualidad es muy bajo, por lo que el término más empleado para referirnos a aquellas que lo padecen es el de “deficiencia auditiva”.

Deficiencia auditiva: atención temprana y centros de integración

deficiencia auditiva
Fuente: read01

Los niños y niñas con deficiencia auditiva no tienen por qué presentar problemas en su capacidad intelectual, pero en ocasiones a lo largo de su evolución y desarrollo pueden llegar a enfrentar problemas para adquirir el lenguaje.

Aunque hay posibilidades de que pueda presentarse un cierto retraso en su desarrollo cognitivo, este puede ser corregido en la propia escuela y familia, con medidas de apoyo y refuerzo.

La atención temprana hacia el niño o niña que padece sordera u otro tipo de trastorno auditivo es indispensable, pues es la labor de profesionales, docentes y del propio núcleo familiar. Para favorecer el aprendizaje, la comunicación y evitar el aislamiento existen los centros de integración preferente y centros especiales.

La escolarización del niño, tanto en centros de integración preferentes de auditivos y centros especiales como en un centro ordinario, tiene como objetivo la integración del niño, evitando el aislamiento social que puede producirse; favoreciendo el aprendizaje y desarrollo de todas sus habilidades.

Asistir a jornadas informativas, didácticas y de sensibilización

deficiencia auditiva
Fuente: lessons4now

Es importantísimo permanecer bien informados tanto los padres como los docentes y los propios niños. una gran idea es asistir a jornadas de información específicas, para el alumnado con algún tipo de deficiencia auditiva. Por ejemplo, en Madrid el 5 de octubre celebran la Jornada informativa “Recursos didácticos para el alumnado sordo o con discapacidad auditiva”, en el salón de actos del Ministerio de Educación, Cultura y Deporte. Si vives cerca puedes acudir, es totalmente gratuita.

Algunas jornadas, como la anteriormente mencionada, va dirigida principalmente al profesorado relacionado con la educación del alumnado con discapacidad auditiva. Pero realmente puede acudir todo el mundo pues muchos de los recursos que se presentan en la jornada pueden ser aprovechados por la familia e hijos.

Deficiencia auditiva: aprendizaje en niños con hipoacusia

deficiencia auditiva
Fuente: www.creative

Los niños y niñas que presentan hipoacusia pueden tener un aprendizaje visual, auditivo y comunicarse a través del lenguaje oral. Aunque la audición es deficiente, en mayor o menor medida, es funcional; permitiendo procesar la información lingüística mediante la audición.

En estos niños podemos encontrar algún problema a la hora de articular palabra o de entonar lo que quieren decir. Este tipo de problemas variará en función del grado de pérdida auditiva, del menor.

La hipoacusia puede darse por diferentes razones, pero aún cuando sea desde el nacimiento los niños pueden adquirir, por un lado el conocimiento sobre la funcionalidad del lenguaje y por otro la gran mayoría de sus elementos fonológicos, sintácticos, pragmáticos y semánticos.

Deficiencia auditiva: prestaciones tecnológicas

deficiencia auditiva
Fuente: hearinglikeme

Actualmente existen muchos recursos pedagógicos y grandes prestaciones tecnológicas como los audífonos digitales los cuales son capaces de amplificar solamente las frecuencias deficientes; distorsionando inversamente la onda, para que la persona perciba el sonido de la forma más parecida posible a como sucedería con una persona oyente.

Los niños también pueden utilizar los auxiliares auditivos para recuperar hasta en un 20 a 30 % de la audición, en algunos casos. Debemos tener en cuenta las adaptaciones necesarias para el mejor aprendizaje, así como la lengua de signos. El empleo de un buen equipo técnico para aprovechar los máximos restos auditivos, apoyo logopédico y el empleo de la lengua de signos, si fuese necesario… son buenas herramientas.

Diferenciar entre sordera, hipoacusia y deficiencia auditiva

deficiencia auditiva
Fuente: tudoemaruja

Aunque generalmente se utilicen como palabras de similar significado, realmente no significan lo mismo. Por este motivo, debemos tener cuidado al emplear uno u otro término.

Sordera o cofosis

Se dice así cuando la pérdida auditiva supera el umbral por encima de 90 dB y sucede la pérdida total o casi total de los restos auditivos, alterando la capacidad para la recepción, discriminación, asociación y comprensión de los sonidos tanto del medio ambiente como de la lengua oral.

Hipoacusia

Se denomina así a la pérdida auditiva cuando es inferior a 90 Db, por lo que la pérdida de la capacidad auditiva es parcial. Esta pérdida puede ser desde leve o superficial hasta moderada, y se puede dar de manera unilateral o bilateral es decir, en uno o ambos oídos.

Deficiencia auditiva

La deficiencia auditiva se refiere a la existencia de una pérdida en la audición, sin tener en cuenta el grado de pérdida de la misma. Por lo que cuando hablamos de deficiencia auditiva nos referimos a un concepto muy amplio el cuál recoge los términos de hipoacusia y de sordera.

Es esencial conocer el tipo de alteración auditiva

deficiencia auditiva
Fuente: successforkidswithhearingloss

Es de vital importancia conocer el tipo de deficiencia auditiva del niño o niña, pues esto facilitará el aprendizaje y tratamiento del menor. En la actualidad, en muchos casos existe una solución médica, pero en muchos otros no… por lo que debemos saber a que nos enfrentamos, a que se van a enfrentar los niños y cómo podemos ayudarle, para el mejor aprendizaje.

¿Tu hijo/a tiene algún tipo deficiencia auditiva? ¿Qué te ha parecido este post? ¿Podrías completarlo con algo más?

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here