En la educación de los hijos, las dificultades aparecen a cada minuto. No es una tarea sencilla, pero termina siendo muy gratificante. Nuestra sección de consejos para padres siempre se ha nutrido de diferentes textos y herramientas provistas por profesionales de la psicología y el trabajo en el área pedagógica. Hoy hablaremos de inteligencia emocional y de cómo lograr hablar el mismo idioma a la hora de hacer entender que han cometido un error.

Es muy difícil para un padre enfadarse y no perder los estribos, pero hay que lograrlo porque los niños no entienden el razonamiento adulto, al menos no cuando tienen corta edad. Lo importante es hablar con el idioma de los sentimientos, hacerlos entender lo que nos pasa por la conducta que han tenido y lograr una comunicación fácil de entender y controlada para evitar exabruptos.

 

Fuente:  Pixabay
Fuente: Pixabay

Consejos para padres, hablar con el corazón

Lo más importante es comprender que los niños no manejan nuestro mismo idioma en cuanto al razonamiento encadenado de acciones. Por eso importante remarcarles cuando hacen algo mal, pero sin atacarlos, y controlando siempre nuestro tono de voz.

Dos herramientas para eso son las frases que describen conducta y sentimientos. Puedes decir “cuando me dices…” o “cuando haces…”. La descripción de la situación ayuda a que el niño reflexione sobre lo que hizo pero sin juicios de valor.

Habla de tus sentimientos, puedes empezar la frase directamente con “me siento….” Y luego describir la opción De esta forma los padres establecen un vínculo dialógico con los pequeños. Lo importante es utilizar el lenguaje de los sentimientos y evitar malos entendidos. Describir problemas, trabajar juntos y ponerse de acuerdo para que no se repitan situaciones que generen enojo y nervios puede tardar, pero es uno de los tantos logros de la educación de los hijos. Más adelante, cuando ya se pueda hablar más concretamente, verás que el uso de los sentimientos para expresar lo que pasa alrededor es una clave.

Dejar respuesta