No todo el mundo  tiene la suerte de poseer una buena memoria. Algunos parecen recordar hasta el más mínimo detalle de lo que ocurrió durante el día y pueden retenerlo en su mente por mucho tiempo, otros se considerarán con una buena memoria y otros se sentirán  totalmente “desmemoriados”. La memoria es un proceso mental complicado al que podemos si notamos que nos está fallando en cosas simples, como olvidar dónde hemos dejado las llaves, o lo básico de esa tarea que nos interesa tanto, es aprovechar algunos consejos para la mejora de la memoria que te vendrán muy bien.

 La memoria demanda un constante ejercitamiento de la misma, y eso se logra a través de hacer ejercicios para la memoria como la realización de cálculos básicos como sumas, restas, multiplicaciones, divisiones, de la manera tradicional confiando en el conocimiento y usando solo lápiz y papel. También ayudan los clásicos “pasatiempos” como los  juegos lógicos o de ingenio, el sudoku, y toda la variedad conocida de rompecabezas, estos son ideales para la concentración.

No hay que confiar todo a la pura naturaleza, algunos recursos como memorizar usando una grabadora, o repetir constantemente para fijar la idea, resultan muy favorables. El repetir es algo que debe basarse en lo más primordial del tema a memorizar, hay que retener lo importante y prescindir de lo innecesario para memorizar lo que realmente va a servirnos.

memoria

Ocurre alguna vez que de repente recordamos algo que no habíamos pensado más, el cerebro va relegando lo que no nos sirve en el cada día, o sea lo que no nos empeñamos en recordar, en algún momento desaparecerán para siempre de nuestra memoria, algo que no es del todo definitivo de lo contrario no volvería a nuestra mente algunos recuerdos totalmente relegados. ¿Notas cómo recuerdas lo que te ha causado felicidad o infelicidad? eso no es más que un proceso más de la memoria, has pensado tanto en ello que te ves recordándolo con facilidad.

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here